La OTAN insta a poner fin a la violencia en Kazajistán

  Mundo

La OTAN insta a poner fin a la violencia en Kazajistán

Tras casi una semana de protestas, varias decenas de personas han muerto. El presidente Kazajo ha solicitado la ayuda de la Organización de Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)

kasa
Las fuerzas de seguridad Kasajas están alerta e incluso han recibido la orden de disparar a matarEFE

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó hoy al fin de la violencia en Kazajistán tras casi una semana de protestas que han costado la vida a varias decenas de personas, contra quienes el presidente del país, Kasim-Yomart Tokáyev, ordenó hoy "disparar a matar" sin previo aviso.

"Los aliados de la OTAN están siguiendo muy de cerca la situación en Kazajistán. Estamos preocupados, lamentamos la pérdida de vidas y, por supuesto, es importante que termine la violencia y que se respeten los derechos humanos, incluyendo el derecho a las manifestaciones pacíficas y libertad de expresión", subrayó Stoltenberg al término de una reunión entre los ministros de Exteriores de la Alianza por videoconferencia.

El choque entre manifestantes y las fuerzas kazajas continuó hoy y estas abatieron a 26 personas lo que calificaron de fuerzas kazajas han abatido a 26 personas en la operación que califican de"antiterrorista" sobre todo en la ciudad de Almaty.

biden

Biden insiste a Zelenski que cuenta con el respaldo de EE.UU. frente a Rusia

Leer más

Para intentar poner fin a las protestas, el presidente Kazajo ha solicitado la ayuda de la Organización de Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), un bloque militar en el espacio postsoviético que agrupa a seis países y está liderado por Rusia, parte de cuyas fuerzas de pacificación ya llegaron al país con el objetivo de "estabilizar la situación".

Las protestas comenzaron por el alza del precio del gas licuado, que se duplicó a partir del 1 de enero al pasar al sistema del mercado sin regulación estatal, pero enseguida se volvieron violentas y adquirieron un matiz mayor con manifestaciones también contra la corrupción, el empeoramiento de los estándares de vida y los clanes kazajos que controlan la economía del país.

De protestas a disturbios

Aunque el presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokáyev, aceptó la dimisión del Gobierno en pleno y trató de frenar el descontento, decretando la vuelta a la regulación estatal de los precios de los productos de primera necesidad por un plazo de 180 días, las protestas se convirtieron en disturbios.

Según datos oficiales del Ministerio del Interior kazajo, las fuerzas del país han abatido a 26 personas, a las que han calificado de "delincuentes", en la operación especial antiterrorista que efectúan para reprimir las protestas en el país, especialmente numerosas en la mayor ciudad, Almaty.

tokio

Corea del Norte continúa lanzando misiles y Tokio anuncia que reforzará la vigilancia

Leer más

Otras 26 han resultado heridas y 3.811 han sido detenidas.

A su vez 18 agentes del orden han muerto en las violentas protestas que sacuden al país centroasiático desde el pasado día 2 y más de 740 han resultado heridos.