Mundo

El Open Arms rescata a 219 migrantes en tres operaciones en últimas 24 horas

Italia y Malta mantienen que sus puertos no son seguros para la entrada de migrantes rescatados en el Mediterráneo como consecuencia de la crisis del coronavirus

a5d6a2aa357d468aa0172af3b1955aca38e7bd63
El Open Arms navega con 219 personas a bordo, 56 menores, 17 con menos de 10 años y 13 mujeres, 2 de ellas embarazadas.EFE

El barco Open Arms ha rescatado a 219 migrantes, 56 de ellos menores y dos mujeres embarazadas, en tres operaciones de salvamento efectuadas en las últimas 24 horas en una zona de responsabilidad de las autoridades maltesas, informó la ONG.

La crisis con el barco ha finalizado, pero decenas de buques siguen a la espera para poder atravesar la vía

Desbloqueado el Canal de Suez tras ser reflotado el "Ever Given"

Leer más

"Tres rescates en las últimas 24 horas y todos en zona de responsabilidad maltesa. El #OpenArms navega con 219 personas a bordo, 56 menores, 17 con menos de 10 años y 13 mujeres, 2 de ellas embarazadas #CadaVidaCuenta", escribió Oscar Camps, fundador de la ONG, en redes sociales.

Los dos últimos rescates acaban de finalizar, "tras una noche de búsqueda", tuiteó la organización, que había sido alertada por el servicio telefónico puesto a disposición de los migrantes en el mar "Alarm Phone" de que había varios barcos en peligro y a la deriva.

En la primera operación de salvamento, el Open Arms había rescatado a las 38 personas, 14 de ellos niños, todos muy pequeños y uno de sólo 4 meses, y 7 mujeres, que viajaban a bordo de otra nave en dificultades, también en zona de rescate maltesa, tras dos días a la deriva tras partir de Libia.

Open Arms "reitera que Libia no puede ninguna manera de ser considerado un puerto seguro, y que las autoridades europeas deben dejar de rechazar a los que intentan cruzar el Mediterráneo", dijo entonces la ONG.

Narcotráfico_Latinoamérica_Pandemia

Los narcos sortean los controles por la pandemia

Leer más

Italia y Malta mantienen que sus puertos no son seguros para la entrada de migrantes rescatados en el Mediterráneo como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Las autoridades italianas obligan a los migrantes salvados a los que autorizan la entrada en el país a que pasen dos semanas de cuarentena preventiva a bordo de una embarcación italiana antes de pisar tierra y ser reubicados en centros de acogida.