Un niño de 12 años víctima de bullying en Estados Unidos se quitó la vida

  Mundo

Un niño de 12 años víctima de bullying en Estados Unidos se quitó la vida

El niño habría soportado constante abuso escolar por más de un año. Sus padres decidieron compartir su historia en redes sociales

Drayke Hardman
Drayke Hardman pertenecía a un colegio en Utah.Instagram

“¿Cómo un niño de 12 años que fue amado por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?”. Esa fue una de las preguntas que planteó al mundo Samie Hardman, madre de Drayke Hardman, un chico estadounidense que sufrió abuso escolar en Utah por más de un año, antes de quitarse la vida.

quaden

Quaden, el niño con enanismo que recibe un impresionante apoyo en redes tras ser víctima de bullying

Leer más

Hace un poco más de dos semanas, sus hermanas lo encontraron en el suelo tras haberse intentado ahogar con una prenda de vestir y a pesar de haber sido trasladado a un hospital, falleció a la mañana siguiente. Ahora, sus padres compartieron en redes sociales esta trágica experiencia con la esperanza de erradicar estos actos que en silencio acaban con los chicos.

Según las investigación, el joven de 12 años era víctima de maltrato físico y psicológico. Tanto así que llegó un día a casa con un moretón en su ojo que no supo explicar. 

“Mi hijo estaba librando una batalla que ni siquiera yo podía salvar. Es real, es silencioso y no hay nada, absolutamente nada, como padre que pueda hacer para quitar este profundo dolor”, expresó su padre Andy Hardman.

Tras la conmoción generada en Estados Unidos por el caso, su familia ha iniciado una campaña en redes sociales con el hashtag #DoItForDrayke (hazlo por Drayke), que tiene objetivo que padres y familia se preocupen por enseñarles a los niños la importancia de no tener comportamientos abusivos.

bullying-mujer-milagro-video

Bullying cibernético: ¿cómo afrontarlo cuando eres víctima de este tipo de acoso?

Leer más

“¿Qué puede hacer que un niño de 12 años pierda tanta esperanza en su corazón como para atarse la capucha al cuello y quitarse la vida? Una palabra: BULLYING”, escribió el padre.