En Nicaragua ordenan juicio contra gerente de La Prensa

  Mundo

En Nicaragua ordenan juicio contra gerente de La Prensa

Juan Lorenzo Holmann y tres líderes opositores serán juzgados por supuestos delitos económicos y de traición a la patria 

PRENSA
El gerente general del diario La Prensa de Nicaragua, Juan Lorenzo Holmann Chamorro. EFE /Jorge TorresEFE

El Ministerio Público de Nicaragua informó que el gerente general del diario La Prensa, Juan Lorenzo Holmann, y tres líderes opositores, serán juzgados por delitos económicos y de traición a la patria.

La orden de juicio contra el gerente del periódico más antiguo e influyente de Nicaragua fue emitida durante una audiencia inicial ejecutada el 22 de septiembre, por un juez que el Ministerio Público no identificó.

ortega

Citan a "Marcha de la burla" en Nicaragua y Costa Rica para mofarse de Ortega

Leer más

Además de Holmann será enjuiciado el aspirante a la presidencia de la República Noel Vidaurre, el líder juvenil José Alejandro Quintanilla, conocido como Álex Hernández, y el dirigente de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Roger Reyes, quien también es abogado del aspirante presidencial convicto Félix Maradiaga.

“La autoridad judicial mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva para los acusados y remitió las causas a juicio”, indicó el ente estatal. El Ministerio Público no divulgó la fecha de inicio de los juicios contra los acusados, cuyos familiares insistieron ayer en su inocencia y en que se trata de casos políticos.

Holmann es acusado por la Fiscalía del delito de lavado de dinero, bienes y activos, “en perjuicio de la sociedad nicaragüense y del Estado de Nicaragua”.

La Fiscalía también acusa a los dirigentes opositores por presunta conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, también “en perjuicio de la sociedad nicaragüense y del Estado de Nicaragua”.

Los acusados forman parte de un grupo de 37 líderes opositores y profesionales independientes que han sido arrestados y enfrentan cargos por diversos delitos desde mayo pasado, en el contexto de las elecciones generales del 7 de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

En ese grupo figuran exguerrilleros sandinistas disidentes, exdiplomáticos, dirigentes opositores, periodistas, empresarios, exdiputados y defensores de los derechos humanos.

Las autoridades nicaragüenses también han girado órdenes de captura contra otros críticos de Ortega que están en el exilio, como el del Premio Cervantes 2017 y exvicepresidente de Nicaragua (1985-1990), Sergio Ramírez, por “actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”, y el Premio Ortega y Gasset 2021, Carlos Fernando Chamorro, “por lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida y gestión abusiva”.

Mientras tanto, los familiares de 37 líderes detenidos desde el 28 de mayo pasado en Nicaragua expresaron ayer su temor sobre posibles “daños irreversibles” en la salud de los convictos, debido al trato que reciben en prisión.

“El régimen de aislamiento e incomunicación de nuestros familiares persiste. La única vez que se nos permitió verlos fueron evidentes las condiciones extremas a las que está siendo sometidos, que están afectando gravemente su estado de salud físico y mental, y que constituyen actos de tortura”, señalaron los parientes.

Según los familiares, las órdenes judiciales para que los detenidos reciban visitas y se reúnan con sus abogados, conforme manda la Constitución, no son atendidas por la Policía nicaragüense, sus casos no están registrados en el sistema del Poder Judicial, y sus abogados defensores no tienen acceso a las copias de las pruebas de la Fiscalía.

Pidieron, además, que los convictos reciban ropa y alimentos de sus familiares, el cese del aislamiento e interrogatorios, objetos básicos, sol y libros, y que sus juicios, la mayoría por supuestos delitos de traición a la patria o lavado de dinero, sean públicos. Las autoridades no han informado del estado en que se encuentran los presos, a quienes el Gobierno de Ortega considera como “terroristas” o “traidores a la patria”.