Entregan en Colombia restos de desaparecida en Palacio de Justicia en 1985

  Mundo

Entregan en Colombia restos de desaparecida en Palacio de Justicia en 1985

Los restos de Marina Isabel Ferrer de Velásquez, una de las personas desaparecidas en el holocausto del Palacio de Justicia, ocurrido en 1985 en Bogotá, fueron entregados este viernes en Cartagena a sus familiares

Colombia
Familiares de las víctimas de desaparición forzada conmemoran con una exhibición de fotografías que conforman la Galería de la Memoria de la toma del Palacio de Justicia, en la Plaza de Bolívar de Bogotá (Colombia).EFE

Los restos de Marina Isabel Ferrer de Velásquez, una de las personas desaparecidas en el holocausto del Palacio de Justicia, ocurrido en 1985 en Bogotá, fueron entregados este viernes en Cartagena de Indias a sus familiares, informó la Fiscalía colombiana.

DROGAS

Ecuador es el tercer país de donde más droga sale

Leer más

Ese organismo detalló que el acto solemne se realizó en el cementerio Jardines de Cartagena, donde familiares de Ferrer recibieron los restos de la mujer, que fue plenamente identificada mediante procedimientos científicos.

Durante las investigaciones se estableció que Ferrer de Velásquez, oriunda de San Jacinto, en el departamento de Bolívar, y madre de tres hijos, era una visitante ocasional del Palacio de Justicia.

El día de los trágicos hechos, Ferrer estaba en ese sitio porque iba a encontrarse con una amiga que sí trabajaba en el lugar.

El Grupo Interno de Trabajo de Búsqueda, Identificación y Entrega de Personas Desaparecidas (Grube) de la Fiscalía colombiana encontró los restos en una diligencia de exhumación realizada el 27 de mayo de 2015 en el cementerio Jardines de Paz en Bogotá.

Más adelante, peritos y expertos del Grupo Nacional de Patología Forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses establecieron la plena identidad.

La reapertura de la fr (8467743)

Reabrir la frontera Venezuela-Colombia genera gran expectativa

Leer más

El 6 de noviembre de 1985, un comando de la guerrilla del Movimiento 19 de Abril (M-19) asaltó el Palacio de Justicia, sede de la Corte Suprema y del Consejo de Estado, tomando cerca de 300 rehenes, incluidos magistrados, con la intención de hacer un juicio político al presidente de entonces, Belisario Betancur (1982-1986).

Tras una noche de batalla en la que el palacio fue incendiado y reducido a ruinas, el Ejército completó al día siguiente la sangrienta operación de retoma de la edificación con un saldo de 94 muertos, entre ellos once magistrados de la Corte Suprema, decenas de heridos y once desaparecidos, en su mayoría empleados de la cafetería y visitantes.