Mundo

Coronavirus: Rusia sanciona con siete años de prisión a quienes violen la cuarentena

Los ciudadanos infectados que incumplan la cuarentena y provoquen la muerte de al menos dos personas serán penalmente responsables.

1287225_1
En Rusia, unos 500 contagios y ocho fallecimientos fueron registrados en las últimas 24 horas.efe

Este miércoles 1 de abril, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó una ley que responsabiliza penalmente a quienes violen la cuarentena para así poder controlar los contagios por covid-19 en el país, que ya suma 24 muertes y cerca de 2.800 contagios.

Coronavirus

Coronavirus en el Mundo: La gestión de los gobiernos en la mira por la pandemia

Leer más

El documento, publicado en el portal de información legal de la Presidencia, indica que según la nueva ley federal, el incumplimiento de las regulaciones de cuarentena por parte de un ciudadano enfermo, cuya violación de aislamiento provoque la muerte de al menos dos personas, será penalizado con hasta 5 años de trabajos forzados o hasta 7 años de prisión.

Por otro lado también se penalizará la distribución de noticias falsas bajo la apariencia de datos fiables que causen daños o muerte a personas. Las sanciones oscilan entre los 700.000 y dos millones de rublos, es decir entre 8.890 y 25.400 dólares, y hasta cinco años de prisión, dependiendo de la gravedad de las consecuencias.

Coronavirus

Coronavirus en el mundo: La menor emisión de CO2 tendrá efecto efímero en el clima

Leer más

Esta ley, no supone en sí misma la declaración del estado de emergencia, sino que habilita al gobierno a actuar con plenos poderes "en el caso de que haya una amenaza o una emergencia individual que así lo justifique", según reza el comunicado.

Además, Putin también promulgó una ley con sanciones que amplía los derechos del Gobierno de Rusia en el caso de situación de emergencia, incluyendo el propio derecho de declararlo.

Unos 500 contagios y ocho fallecimientos fueron registrados en las últimas 24 horas, un récord hasta ahora. 

En muchas regiones confinadas, los habitantes solo pueden salir de sus casas para ir a trabajar, para las urgencias médicas o para las compras. Los parques, centros comerciales y restaurantes están cerrados.