Chernígov y Jersón al borde de una catástrofe humanitaria

  Mundo

Chernígov y Jersón al borde de una catástrofe humanitaria

Ambas ciudades de Ucrania se están quedando sin alimentos ni medicinas. Rusia se niega a evacuar a los civiles. Casi mil edificios han sido destruidos

ucrania
Los ataques a varias ciudades de Ucrania por parte de las tropas rusas han causado destrozos.DPA

Las autoridades locales de Chernígov (al norte del norte) y Jersón (al sur) han alertado ayer de que ambas ciudades, de unos 285.000 habitantes, se están quedando sin alimentos ni medicinas.

La ciudad de Jersón, tomada por el Ejército ruso a principios de marzo, se encuentra al borde de la catástrofe humanitaria, denunció el Ministerio de Exteriores ucraniano.

“La situación humanitaria se está deteriorando rápidamente. La ciudad carece críticamente de alimentos y suministros médicos debido al asedio. Los recién nacidos, que carecen de productos de nutrición e higiene infantil, y los pacientes graves constituyen la población de especial riesgo”, señaló el ministerio. Afirma que “los invasores rusos toman represalias contra los residentes de la ciudad” y recuerda que abrieron fuego contra manifestantes pacíficos en la plaza de la Libertad, hiriendo a un anciano.

ucrania

Las iglesias rivales buscan unirse contra los combates

Leer más

“A pesar de los esfuerzos del Gobierno de Ucrania y de las organizaciones humanitarias internacionales, la Federación Rusa sigue negándose a crear un corredor humanitario para la evacuación de civiles y la entrega de alimentos. La ciudad se acerca a una catástrofe humanitaria cada día que pasa”, señala el Ministerio de Exteriores.

Según la viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, la evacuación se centra ahora en Mariupol. La ciudad lleva semanas siendo bombardeada, sin agua, luz, gas o calefacción, y escasean los alimentos y los fármacos. El presidente Volodímir Zelenski ha advertido en el Parlamento italiano de que la invasión de Rusia es para su mandatario, Vladímir Putin, “la puerta de entrada a Europa”. La Embajada de EE.UU. en Kiev ha acusado ayer a las tropas del Kremlin de haber “secuestrado” a 2.389 menores desde Donetsk.

Además, casi mil edificios han quedado destruidos por los bombardeos rusos en la ciudad de Jarkov, en el noreste de Ucrania, según el servicio de prensa del Ayuntamiento de la ciudad, situada a unos 50 kilómetros de la frontera con Rusia.

“Como resultado de los constantes bombardeos de Jarkov por parte del ejército ruso, 972 edificios fueron destruidos en la ciudad, más de las tres cuartas partes de los cuales, unos 778, eran edificios residenciales”, según el Ayuntamiento, cuyo servicio de prensa cita unas declaraciones del alcalde, Ihor Terkhov.

Según fuentes oficiales ucranianas, en los bombardeos de Jarkov, que se prolongan desde hace tres semanas, han muerto al menos 500 civiles.

Rusia aseguró ayer que las fuerzas prorrusas del Donbás, con el apoyo de las tropas rusas, han tomado en el último día el control de nueve localidades en el este de Ucrania.

A su vez un grupo de tropas de los separatistas prorrusos de la autoproclamada república de Donetsk penetró cuatro kilómetros en las defensas de una brigada aerotransportada de las fuerzas ucranianas y lucha por la captura de las localidades de Kamionka, Novoselovka Vtoraya y Verkhnetoretskoe.

jarkov

Casi mil edificios destruidos por los bombardeos rusos en Járkov

Leer más

Desde el inicio de la llamada “operación militar especial” que Rusia lanzó en Ucrania el pasado 24 de febrero, 230 vehículos aéreos no tripulados, 181 sistemas de misiles antiaéreos, 1.528 tanques y otros vehículos blindados de combate, 154 lanzacohetes múltiples, 602 artillería de campaña y morteros, así como 1.312 unidades de vehículos militares especiales ucranianas han sido destruidos, según el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashénkov. La situación es cada día peor y los desplazamientos no paran.

El gobernador de Dnipro (este de Ucrania), Valentin Reznichenko, dijo ayer que un bombardeo ha destruido la estación de tren de Pavlograd y una persona ha fallecido y las vías del tren han quedado dañadas como para impedir el paso de los trenes.

El fotoperiodista ucraniano Maks Levin ha desaparecido cerca de Kiev, según informa la agencia Ukrinform. Su amigo, Markiian Lyseiko, dijo que el 13 de marzo pasado fue el último contacto que tuvo con él.