Mundo

Las polémicas bajas del gobierno de Bolsonaro en 500 días

Eduardo Pazuello, un militar sin experiencia, asumió este sábado como ministro interino de Salud tras la renuncia de Nelson Teich

Brasil ministros
Combo de fotos de archivo de los exministros Sergio Moro (i), Nelson Teich y Luiz Henrique Mandetta.EFE

En menos de un mes, el líder de la ultraderecha brasileña ha perdido a tres ministros claves, dos de Salud y el extitular de Justicia, Sergio Moro, lo que ha expuesto la fragilidad de un Ejecutivo envuelto en constantes polémicas.

favelas-coronavirus-covid-19

Ni la pandemia frena denuncias de abusos de policías en favelas de Río de Janeiro

Leer más

El último en saltar del barco fue Nelson Teich, quien presentó su dimisión el 14 de mayo tras las divergencias mantenidas con Bolsonaro sobre la gestión de la crisis del coronavirus, el mismo motivo que llevó a la destitución de su antecesor, el popular Luiz Henrique Mandetta, el pasado abril.

Teich renunció semanas después de que lo hiciera el exmagistrado Moro, quien en su salida acusó al presidente de intentar interferir en investigaciones de la Policía Federal que pudieran salpicar a algunos de sus familiares.

El general Eduardo Pazuello, un militar sin experiencia en el área, asumió este sábado como ministro interino de Salud de Brasil tras la renuncia del titular por discrepar con el presidente Jair Bolsonaro sobre el combate a la pandemia

Tras la renuncia del titular de Salud, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, uno de sus principales adversarios políticos, hurgó en la herida y repasó algunas de las renuncias y destituciones más sonadas en su año y medio de mandato.

“Presidente Bolsonaro, gobierne, administre su país con equilibrio, con paz en el corazón, con discernimiento y grandeza. Pare con agresiones, con los conflictos, de poner el país en un calderón interminable de intrigas y fricciones”, clamó Doria este viernes.

A continuación, las seis bajas más polémicas del Gobierno brasileño cuando se cumplen los 500 días de su toma de pose, ocurrida el 1 de enero de 2019:

  • Gustavo Bebianno, Secretaría General de la Presidencia (febrero de 2019) 

Uno de los hombres fuertes de Bolsonaro durante la campaña electoral de 2018, Bebianno fue cesado para frenar la crisis generada en su Gobierno después de que su entonces partido se viera salpicado en un supuesto caso de financiación electoral irregular. El exministro murió en marzo pasado de un infarto.

  • Ricardo Vélez Rodríguez, Educación (abril de 2019)

Colombiano nacionalizado brasileño, fue destituido por Bolsonaro tras serias diferencias de gestión en la cartera de Educación.

  • Carlos Alberto dos Santos (junio de 2016)

Su destitución obedeció a problemas ideológicos. El militar tuvo divergencias con el filósofo Olavo de Carvalho, considerado una suerte de “gurú ideológico” para la familia Bolsonaro y quien criticó la supuesta resistencia del general a los postulados ultraderechistas defendidos por el mandatario.

  • Luiz Henrique Mandetta, Salud (abril de 2020)

 El propio Mandetta anunció su destitución del cargo de ministro de Salud de Brasil por el presidente Jair Bolsonaro, a quien intentó convencer sin éxito de la gravedad de la pandemia de COVID-19.

El médico y antiguo diputado, de 55 años, ganó una enorme popularidad gracias a la manera didáctica en la que defendió el aislamiento social para frenar el avance del coronavirus, contrariando así los deseos del presidente, quien apela a una vuelta a la normalidad para frenar la caída de la economía.

  • Sergio Moro, Justicia (abril de 2020)

Juez clave de la operación Lava Jato, Moro se convirtió en el ministro estrella de Bolsonaro, pero acabó renunciando tras alegar un intento de interferencia del presidente en el Poder Judicial, un hecho que está siendo investigado por la Fiscalía.

jair bolsonaro

Bolsonaro cree que jugadores tienen pocas probabilidades de morir por Covid-19

Leer más

La salida del exmagistrado abrió una grave crisis política en el seno del Gobierno y podría poner al líder de la ultraderecha contra las cuerdas.

Si la Fiscalía concluye que Bolsonaro ejerció presiones políticas ilegales, podría presentar una denuncia formal al Supremo, que a su vez debería pedir autorización a la Cámara de Diputados para iniciar el proceso correspondiente.

  • Nelson Teich, Salud (15 de mayo) 

Con poco menos de un mes en el cargo, Teich renunció este viernes después de unas serias fricciones con el jefe de Estado por sus diferencias en torno al combate al coronavirus.

Según fuentes políticas, las mayores diferencias entre Teich y Bolsonaro fueron en relación a las cuarentenas, pero también por el uso de la cloroquina, un antipalúdico con indicios de graves efectos secundarios, para tratar a los pacientes de coronavirus.