Biden se convierte en el candidato presidencial más votado en la historia de Estados Unidos

  Mundo

Biden se convierte en el candidato presidencial más votado en la historia de Estados Unidos

Según algunas proyecciones, el demócrata podría terminar la jornada con cerca de 80 millones de votos

Elecciones
El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha recabado ya más votos de los que logró Barack Obama en las elecciones de 2008.AFP

Sin finalizar el escrutinio en Estados Unidos, Joe Biden -la carta demócrata a la presidencia de ese país- se ha convertido en el candidato más votado en la historia de ese país. 

biden trump

Minuto a Minuto: Elecciones de Estados Unidos, Trump o Biden

Leer más

Esto tras haber superado el número de votos logrados por Barack Obama en las elecciones de 2008 -en las que obtuvo su primera victoria electoral- superando así el récord establecido por este. 

Según las actualizaciones de la cadena Fox News, Biden ha recabado hasta ahora más de 69,77 millones de votos, frente a los 69,49 que obtuvo Obama en sus primeras elecciones, en las que se impuso al republicano John McCain, que recabó 59,94 millones de votos. 

En opinión de Nate Silver, director del portal Five Thirty Eight, especializado en asuntos electorales, es muy probable que Biden termine obteniendo "en torno a los 80 millones" si la participación total es de unos 155 millones . 

A su vez Trump, que según Fox News ahora mismo cuenta con 67,16 millones de votos, podría terminar con "entre 73 y 75 millones", ha escrito Silver a través de sus redes. 

Así pues, incide el experto, ambos terminarían batiendo el récord de Obama. No obstante, ser el candidato más votado no significa ser electo presidente, puesto que en Estados Unidos lo que votan los ciudadanos es a sus representantes en el Colegio Electoral, que es el que finalmente elige al mandatario del país. 

LEER: 5 dudas resueltas sobre el colegio electoral y las elecciones de EEUU

En la historia de Estados Unidos cinco candidatos han llegado a la Casa Blanca sin haber ganado el voto popular. El último de ellos ha sido el propio Trump. En 2016, la demócrata Hillary Clinton obtuvo casi tres millones de votos más que el republicano, pero este superó los 270 delegados necesarios en el Colegio Electoral.