Australia ordena la evacuación de turistas antes de nueva ola de calor

  Mundo

Australia ordena la evacuación de turistas antes de nueva ola de calor

Para el sábado se pronostica una nueva jornada de incendios forestales.

Australia
Los automóviles se alinean para salir de la ciudad de Batemans Bay en Nueva Gales del Sur debido a los incendios.AFP

En menos de 48 horas, es decir antes de sábado 4 de enero, miles de turistas deben abandonar las zonas turísticas de la costa sudeste de Australia (Nowra y Victoria) debido a la llegada de una nueva ola de calor, superior a los 40 °C, que avivará los incendios.

sol

Olas de calor: consejos de cómo prepararse y evitar problemas de salud

Leer más

Los incendios forestales han provocaron la muerte de al menos ocho personas en 48 horas y redujeron a cenizas cientos de hectáreas de bosques en el primer día del año. Desde el inicio de la temporada de incendios, en septiembre, al menos 18 personas han muerto, cifra que podría aumentar, ya que al menos 17 personas están desaparecidas.

La evacuación de la zona restringida para los turistas será "la más importante jamás realizada en la región", declaró a la cadena ABC el ministro de Transportes de Nueva Gales del Sur, Andrew Constance.

El subdirector del servicio de bomberos del estado, Rob Rogers, agregó que los bomberos no son capaces de apagar ni controlar los incendios activos.

"Hay tantos incendios en esta zona que no podemos contenerlos. Tenemos que asegurarnos de que no quede nadie en su camino.

Rob Rogers
​subdirector del servicio de bomberos de Nueva Gales del Sur 

Como medida de contigencia se han desplegado barcos y aviones militares con ayuda humanitaria y evaluar los daños en las zonas más aisladas.

Calor

El récord de 34,8º de calor recuerda la necesidad de más árboles en Guayaquil

Leer más

Uno de los barco llegó este miércoles 1 de enero a Mallacoota, donde miles de personas se refugiaron en la playa para escapar de las llamas que alcanzaron a la localidad. Todos ya fueron evacuados.

Desde el comienzo de la temporada de incendios más de 1.300 casas han sido reducidas a cenizas y 5,5 millones de hectáreas han ardido, o sea un área más grande que un país como Dinamarca u Holanda.