Mundo

El asesinato de tres estudiantes de medicina y un taxista indigna a México

Los jóvenes solicitaron una unidad de transporte de la plataforma Uber, posteriormente fueron torturados y asesinados.

estudiantes de medicina México
#Niunabatamenos, el levantamiento popular ante la muerte de los jóvenes.TWITTER

Ya hay tres personas detenidas relacionadas al asesinato de los tres estudiantes de medicina en Puebla —dos colombianos y uno originario de Veracruz— además del chofer de Uber que los trasladaba, así lo informó la Fiscalía de Puebla en rueda de prensa.

Según Infobae, el hecho ocurrió el pasado fin de semana, después de que los colombianos José Antonio Parada (22 años) y Ximena Quijano (25 años), junto a Francisco Javier Tirado (22 años), asistieran a las festividades de Carnaval en Huejotzingo. Aproximadamente a las 22:00 horas habrían solicitado una unidad de transporte del servicio Uber.

El chofer de la unidad, identificado como José Manuel Vital de 28 años y manejaba un automóvil Chevrolet tipo Beat color plata.

Según los primeros reportes de los elementos de la policía municipal de Huejotzingo, todos los cuerpos fueron encontrados con impactos de bala y señales de tortura, en un camino de terrecería. Debido a las circunstancias de las muertes múltiples, las autoridades decidieron iniciar las investigaciones correspondientes.

Tanto el auto del chofer como el de los victimarios fueron abandonados en un lugar cercano a los cuerpos, que se supone, no fueron asesinados en el lugar en que los encontraron, añadieron las autoridades quienes no han dado detalles de los detenidos por este delito.

Por su parte, Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado poblano, se pronunció a través de su cuenta de Twitter, donde emitió un video reprobando este múltiple asesinato.

Me comprometo a que no quedarán impunes estos asesinatos, ni ninguno de los delitos cometidos en el estado de Puebla, pronto los veremos rindiendo cuentas a la ley y pronto recibirán todo el peso de la misma.

Miguel Barbosa, Gobernador de Puebla

Angélica Cerpa, madre de José Antonio Parada, rastreó vía GPS a su hijo y a sus compañeros cuando tomaron el auto de regreso a Puebla. “Nunca salieron del sector”, aseguró en entrevista a un medio de comunicación de Colombia.

Llamó la atención que el celular de José Antonio no fuera robado; sin embargo, esto sirvió para que los padres y las autoridades puedan localizar los cuerpos de las víctimas.

Según Infobae, los padres de los jóvenes colombianos arribaron el pasado martes a la ciudad para retirar los cuerpos de sus hijos. “Vinieron desde Colombia a salvar vidas y esos canallas se las quitaron”, dijeron los progenitores durante su llegada al Instituto de Ciencias Forenses (Semefo).

Hasta ahora no se conocen las razones de estos asesinatos, sin embargo, las autoridades analizan el robo del vehículo como posible causa.