El asesinato en grupo a un joven que conmociona a Argentina

  Mundo

El asesinato en grupo a un joven que conmociona a Argentina

Los acusados, integrantes de un equipo juvenil de rugby, fueron sometidos a una rueda de reconocimiento el 23 de enero de 2020.

1579460064-rugby
El joven asesinado tenía 19 años y estaba de vacaciones en la ciudad de Villa Gessel, Argentina.Facebook

Fernando Báez Sosa es un joven paraguayo de 19 años que en la madrugada del pasado sábado murió a causa del presunto ataque por parte de un grupo de 10 jugadores de un equipo de rugby. El hecho ocurrió a la salida de una discoteca de la ciudad costera de Villa Gesell, en el sur de Argentina.

La noticia conmocionó al país sudamericano, donde en el transcurso de la última semana se ha abierto un periodo de reflexión acerca de la violencia entre jóvenes y el deporte debido a que en las pocas semanas de este 2020 ya han trascendido varias peleas que han terminado con fuertes lesiones y que involucran a jugadores de rugby.

melanie cantos

Máxima pena por asesinar e incinerar a una mujer

Leer más

La víctima era un hijo de inmigrantes paraguayos, que se disponía e entrar a la facultad de derecho. Los presuntos victimarios están conformados por un grupo de jóvenes, de entre 18 y 20 años, que juegan en un equipo de rugby amateur del Club Naútico Arsenal de Zárate, en el norte de Buenos Aires. Todos ellos se encontraban en Villa Gessel debido a las vacaciones del verano austral en Argentina. 

La investigación

Según la autopsia, el joven murió como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. Pese a que inicialmente hubo once detenidos, uno de ellos habría sido falsamente incriminado por los otros diez y finalmente fue liberado, pero permanecerá ligado a la investigación.

La mañana de este jueves 23 de enero, los acusados fueron trasladados a una sede de la Policía provincial de Villa Gesell para ser sometidos a una rueda de reconocimiento, en la cual participaron amigos del joven asesinado.

Los diez jóvenes se encuentran indagados por el delito de "homicidio agravado por el concurso premeditado por dos o más personas", el cual prevé como única pena la prisión perpetua. Dos fueron acusados de coautores del asesinato y los otros ocho de partícipes necesarios, según explicó al medio local TN el fiscal general a cargo del caso, Diego Escoda.

prisión

Condenado por "camuflar" asesinato de su hijastro como suicidio

Leer más

Mediante declaraciones a Radio la Red, el fiscal afirmó que en función del avance de la investigación podrían añadirse más “coautores”.

Según el peritaje, el rostro de Fernando presenta una huella de un golpe, que habría provocado un “sangrado interno” que terminó con su vida. De acuerdo a Escoda, ahora se hará un nuevo peritaje que comparará esa huella con el calzado de los acusados para identificar al agresor.

Además, esta madrugada fue clausurado el local al que había concurrido Fernando antes de ser asesinado. El cierre del local estuvo a cargo del Ministerio de Seguridad, que mediante una inspección detectó el incumplimiento del artículo 5 de la Ley de nocturnidad, que prohíbe la venta, expendio o suministro de bebidas alcohólicas en vasos, copas o similar, que superen los 350 mililitros de capacidad.

Un debate nacional

La muerte del joven se mantiene ocupando titulares y espacios mediáticos durante días y continúa generando un fuerte rechazo en toda la sociedad argentina.

En medio de la polémica, un jugador de rugby del club Atlético de Rosario, identificado como Tomás Hodgers, publicó una carta reflexiva acerca del hecho, la cual se viralizó. El escrito, titulado "Sí, fuimos nosotros", está publicado en Twitter y en ella Hodgers hace una autocrítica al rugby y pide a los demás jugadores que tomen conciencia, debido a que ellos también son responsables.

La Unión Argentina de Rugby (UAR) emitió un sobre el caso Báez Sosa y anunció la la puesta en marcha de programas para concienciar sobre la violencia.

El comunicado fue fuertemente criticado en redes sociales porque solo habla del “fallecimiento” del joven y muchos consideran que deberían haber hablado de asesinato.

Diversas figuras reconocidas entre los argentinos mostraron sus condolencias y el rechazo al suceso, que muchos vincularon con factores latentes de la sociedad, como el machismo.

Los restos de Báez Sosa fueron inhumados el pasado lunes y sus padres continúan pidiendo justicia.