Las mujeres utilizan sus destrezas en la costura y el bordado

  Actualidad

Las mujeres utilizan sus destrezas en la costura y el bordado

Elaborar las prendas indígenas requiere tiempo y dedicación. En los trajes femeninos puede tardar hasta tres días ya que hay detalles, entre ellos las blusas que requieren de bordados a mano.

María Maliza muestra el acabado del chumbi (faja) en las vestimentas.

En el barrio San Juan de Dios, en Chibuleo, habita María Narcisa Maliza que alterna su vida diaria entre el cuidado del hogar, trabajo del campo y hace poco decidió emprender su propio negocio.

Es hábil para la costura y el bordado y esa es su mayor fortaleza. Narcisa elabora prendas de vestir de diversos pueblos indígenas y mestizos en su pequeño taller.

Chibuleo es una comunidad indígena ubicada al sur-oeste de Ambato en la provincia de Tungurahua, en el kilómetro 12 vía Ambato - Guaranda.

Esta mujer de estatura mediana y cuyo idioma madre es el kichwa siempre trata de mantenerse a la vanguardia. Sus diseños son modernos, elabora los trajes de cada comunidad con la misma esencia pero estilizados.

“Elaboro ponchos, pantalones, anacos, camisas, levas, medias, interiores. De todo un poco para llenar las expectativas del cliente”, asegura la mujer indígena de Chibuleo.

Elaborar las prendas indígenas requiere tiempo y dedicación. En los trajes femeninos puede tardar hasta tres días ya que hay detalles, entre ellos las blusas que requieren de bordados a mano.

La artesana expone sus trabajos en ferias de emprendedores en distintas ciudades del país. Su esposo Manuel Quisintuña es de gran ayuda y se ha convertido en su principal pilar.

A más de prendas de vestir ofertan servicios de carpas y sillas para cualquier compromiso social, alquiler ropa de ángeles para Navidad y fiesta de reyes. “Brindamos un servicio variado para que las personas tengan todo en un mismo lugar”, asegura la artesana. (F) YIE