Actualidad

Muere el rey Bhumibol Adulyadej, Tailandia a la espera de un sucesor

El único hijo varón del monarca fallecido, príncipe Vajiralongkorn, fue nombrado heredero en 1972.

Tailandeses lloran por la muerte del rey Bhumibol Adulyadej

Agencia, Tailandia (I) La Ley de Sucesión de 1924 y el capítulo sobre la monarquía de la actual Constitución, vigente pese al golpe de Estado militar de hace dos años, establecen el procedimiento de acceso al trono de Tailandia tras la muerte hoy del rey Bhumibol Adulyadej.

El único hijo varón del monarca fallecido, príncipe Vajiralongkorn, fue nombrado heredero en 1972, de acuerdo con esa ley, aunque la actual Carta Magna, que entró en vigor en 2007, dejó la puerta abierta a la entronización de una mujer, que en este caso sería la segunda hija de Bhumibol, Sirindhorn.

Esa posibilidad parece, no obstante, descartada ya que las circunstancias que deben darse para que una mujer pueda suceder a Rama IX es que el rey fallezca sin nombrar un heredero al trono y que el Consejo Privado proponga como sucesor a una tailandesa, de acuerdo con el artículo 23 del capítulo segundo de la Constitución.

El papel de los poderes ejecutivo y legislativo en este trámite se reduce a ratificar la decisión adoptada por el soberano o, en su lugar, el Consejo Privado.

Ese último órgano, formado por 19 personas elegidas por el rey, está presidido desde 1998 por el general Prem Tinsulanonda, quien fuera primer ministro del país entre 1980 y 1988.

El presidente del Consejo Privado desempeñaría las funciones de regente pro tempore (temporal) en el caso de que se produjese una vacante imprevista en el trono.

Para la sucesión, si se ha nombrado una persona de acuerdo con la ley, el trámite consiste en que el Consejo Privado comunique el nombre del futuro soberano al consejo de ministros y que este transmita la designación al presidente de la Asamblea Nacional.

El presidente de la Asamblea Nacional entonces invitará al elegido a subir al trono y le proclamará rey de Tailandia.

Aunque la continuidad en el trono está asegurada, como afirman la Casa Real y el Gobierno, “la clave para entender la inestabilidad crónica y los enfrentamientos recurrentes en Tailandia durante la última década está en la rivalidad por la sucesión”, advirtió el periodista Andrew MacGregor Marshall.

“Desde hace tiempo existe el temor generalizado a que el final del reinado de Bhumibol sea un tiempo de agitación”, indicó MacGregor en su obra “A brief guide to Thailand’s royal succession”, prohibida en Tailandia.