Solo un muelle se une a la vigilancia fluvial

  Actualidad

Solo un muelle se une a la vigilancia fluvial

Desde el jueves la Armada tiene planificado iniciar el patrullaje por las riberas de La Puntilla z Un retén en Mocolí será la base

Mocolí. El muelle está habilitado para la vigilancia de una compañía de seguridad y de la Policía Municipal.

La Policía patrullará por tierra y la Armada por el río. Ese fue el acuerdo al que llegaron los comandantes zonales de ambas instituciones en una reunión con el alcalde de Samborondón, José Yúnez, luego de que por medio de un reportaje de EXPRESO se visibilizara el riesgo que sufren los moradores de las urbanizaciones de La Puntilla que colindan con el río frente a los asaltos.

En aquella cita, realizada el martes 22 de agosto, el alcalde Yúnez anunció que la vigilancia fluvial se realizaría desde cuatro muelles. Uno de ellos está en el Parque Histórico, otro en un retén naval frente a la terminal terrestre y otro en la isla Mocolí. El cuarto estaría en planes de construcción para el próximo año en el malecón del Buijo Histórico.

El capitán de navío José Marcos Vaca, capitán del Puerto de Guayaquil, aclara que el retén que está ubicado frente a la terminal terrestre siempre ha sido utilizado por un equipo que vigila las riberas de los ríos Daule y Babahoyo, y que a ese control solo se sumaría el muelle ubicado en la isla Mocolí.

“El único retén que teníamos cercano al sector es frente a la terminal. Desde ahí se llega con el tiempo y la distancia que corresponde cuando se produce un asalto por el río Babahoyo. Respecto al muelle en el Parque Histórico no hay ninguna conversación ni ninguna información relacionada con ese tema. El hecho actual es el muelle en Mocolí. Eso es lo que hay”, precisa.

Para este nuevo patrullaje, la Armada pondrá una lancha, el personal compuesto por cuatro personas y el armamento, mientras que el Municipio les dará un motor fuera de borda y el espacio físico con los implementos necesarios para que los cuatro agentes navales vivan en el retén. Uno de los oficiales se quedará en el muelle y los otros tres saldrán a navegar.

La fecha estimada para el inicio de los patrullajes es el próximo jueves, pues ese día la Armada hará la primera prueba de la lancha en el río. Si el bote queda operativo se harán rondas diarias hasta que el Cabildo termine de adecuar el retén de la isla Mocolí.

El coronel Víctor Ordóñez, jefe policial del distrito Samborondón, explica que aunque la Capitanía del Puerto será la encargada de vigilar las riberas, un equipo del Grupo de Intervención y Rescate también seguirá realizando patrullajes, especialmente durante los fines de semana. Siempre en coordinación con la Armada.

La próxima semana se realizará otra reunión para analizar los avances del proceso.

El asalto en tierra por río

El capitán Vaca menciona que es parte de su jurisdicción detener a cualquier persona que, luego de cometer un delito, escape por el río.

Él explica que luego de la aprehensión se contactarían con el fiscal de espacios acuáticos más cercano y se entrega al sujeto con el parte y las evidencias.

Sin embargo, el coronel Ordóñez explica que como el delito se comete en tierra, la Armada deberá entregar al detenido a la Policía.