Mozart multifacetico

  Actualidad

Mozart multifacetico

Mozart fue probablemente el más grande compositor de todos los tiempos y el mejor compositor de ópera, sobre todo italiana. Fue el primero que se dio cuenta, inequívoca y radicalmente, de que la música también debe contar el argumento. Mozart escribió óperas en todos los estilos populares de la época: ópera seria y bufa en italiano, ópera del estilo reformado por Gluck, y singspiel en alemán. En 1780 escribió su primera gran ópera seria: Idomeneo rey de Creta, cuando tenía 25 años. Idomeneo, la ópera seria más importante del siglo XVII.

Los vieneses solo conocían dos de sus óperas -Idomeneo y el singspiel El rapto en el serrallo, de 1782, muy popular. Mozart compuso poca literatura operística en los siguientes 4 años: únicamente dos obras inconclusas (L’oca del Cairo y Lo sposo deluso,) y la comedia en un acto Der Schauspieldirektor. En Viena, Mozart fue inicialmente conocido como pianista y compositor de música instrumental y de un singspiel exitoso. Por lo tanto, cuando golpeó las puertas del Teatro Imperial Italiano de Ópera fue rehusado. Las comisiones de ópera llegaron una vez que Mozart estuvo totalmente establecido. Entre 1786 y su muerte en 1791 compuso y presentó 5 óperas: Bodas de Fígaro, Don Giovanni y Cosi fan tutte (con Lorenzo da Ponte como libretista), La Clemencia de Tito y La flauta mágica, estrenada el 30 de septiembre de 1791, pocas semanas antes de su muerte. Es irónico y triste saber que para esa época su reputación internacional ya estaba establecida y podría haber tenido la oportunidad de componer la cantidad de óperas que hubiera deseado.

“Los alemanes siempre han sido los mejores armonistas, y los italianos los mejores melodistas. Pero en el momento en que el norte produjo a Mozart, nosotros los del sur fuimos derrotados en nuestro propio terreno. Este hombre se levanta sobre todas las naciones, uniendo en él el encanto y fascinación de la melodía italiana y la profundidad de la armonía alemana... Mozart es el único músico que tenía tanto conocimiento como genio y tanta genialidad como conocimiento”. (Gioachino Rossini)

colaboradores@granasa.com.ec