Morgan, la orca sorda se comunica con luces

  Actualidad

Morgan, la orca sorda se comunica con luces

Morgan, la orca sorda se comunica con luces

Los entrenadores de la orca Morgan, que fue rescatada en Holanda en 2010 y trasladada con sordera severa al Loro Parque de Tenerife en 2011, han diseñado un sistema comunicativo, basado en gestos y luz, con el que felicitan al animal cuando responde bien a sus peticiones.

Morgan, quien tiene entre ocho y diez años, pesa más de 2.200 kilogramos, mide unos cinco metros y come diariamente alrededor de 40 kilos de pescado repartidos en nueve comidas, no acudía a los silbatos de sus entrenadores, por lo que estos se percataron de su sordera que podría ser severa o absoluta.

Para poder interactuar con la orca, los entrenadores han colocado focos de luces blancas dentro y fuera de la piscina que, cuando encienden, indican a Morgan que ha hecho bien su trabajo. Este nuevo sistema de comunicación ya lo comprenden también el resto de las cinco orcas que conviven con ella en las piscinas de Loro Parque, donde recientemente se les practicaron a todas pruebas de audición.