Actualidad

Moreno ve difícil frenar al narco que fue “libre” con su predecesor

El presidente habló de la seguridad en la frontera norte. También se refirió al narcotráfico, migración venezolana y a cifras de muertes violentas

Diálogo con el presidente
Diálogo. El presidente Lenín Moreno y el ministro de Gobierno Patricio Pazmiño hablaron ayer de seguridad.Cortesía

Para el Gobierno del presidente Lenín Moreno es difícil ofrecer que en la frontera norte terminará la delincuencia, principalmente la vinculada al narcotráfico.

¿La razón? En la frontera colombiana existe una franja de permisividad que se estableció como consecuencia de los acuerdos del gobierno de ese país con las FARC. Moreno dice que el problema no es que haya esa franja, “es que no podamos detener el flujo de droga hacia el Ecuador, lo estamos haciendo, trabajando de forma denodada”.

Pero recordó que en el gobierno anterior no hubo solo una franja sobreentendida sino una tácita en el Ecuador y que permitía el tránsito libre de los narcotraficantes y de droga.

Afirmó que “es por eso que se encontraba tanta droga en las playas de Esmeraldas y Manabí que era producto de ese libre tránsito”. Lo dijo en su espacio de Diálogo con el Presidente en el que participó EXPRESO .

policia 18012020 OPERATIVO PO (32955435)

Secuestros exprés: un 25 % de los taxis no tiene cámara de seguridad

Leer más

Consideró que el narcotráfico está en auge en el país y ello se refleja en el índice de muertes violentas. Pero dijo que se combate de forma permanente y el reflejo de eso son las 128 toneladas de drogas decomisadas en 2020.

El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, citó informes de Inteligencia que hablan de una simbiosis entre los grupos irregulares en frontera, muchos de los cuales tienen contacto con los carteles de droga mexicanos.

El mandatario resaltó que su Gobierno trabaja en la seguridad en esa zona de la frontera. Esa fue una de las razones del encuentro que mantuvo en el puente del río Mataje, del que dijo antes “no llegaba a ninguna parte” y actualmente se ha convertido en el paso para ecuatorianos y colombianos. Mencionó que entre la parte sur de Colombia y las provincias del norte de Ecuador existe una relación de amistad, familiaridad y trabajo. Pero manifestó que también existen relaciones indeseables, de narcotráfico, de mafias internacionales y del crimen organizado que las Fuerzas Armadas y la Policía combaten.

Y fue uno de esos grupos narcoterroristas que en el primer semestre de 2018 provocó atentados, secuestros y asesinatos que acabaron con las vidas de cinco militares, tres miembros de la prensa y una pareja.

Moreno defendió su gestión en el tema al hacer todo lo posible para rescatarlos con vida. Y, para que eso no vuelva a ocurrir nunca, informó que han reforzado el control en la frontera y trabajan con el Ejército y la Policía y el gobierno de Colombia.

carros para la UIAN

Embajada de EE. UU. dona 20 vehículos para el combate policial antidrogas

Leer más

El presidente habló también de la migración venezolana y calculó que al país deben haber ingresado unos 500.000 ciudadanos, de los cuales 100.000 pasaron a Perú y a Chile. Alrededor de 400 mil se quedaron y han recibido atención. Existen cerca de 40.000 matriculados.

Pazmiño dijo que hay 355.000 venezolanos que ingresaron de forma regular. De esa cifra, alrededor de 165.000 se registraron en el sistema. La presencia también incidió en el aumento de participación en hechos delictivos y en la población carcelaria.

Y, aunque asumió que aumentaron las muertes violentas en el país, ratificó que la cifra es una de las más bajas de la región.

Datos

Minería ilegal

El presidente no descartó una nueva intervención en las minas ilegales de Buenos Aires en Imbabura.

Actividades

Los mineros ilegales habrían retomado sus actividades de extracción en las montañas de la parroquia. 

Responsables

El mandatario mencionó que detrás de la actividad estarían la delincuencia, abogados y políticos.

El detalle

Preocupación. El presidente expresó su preocupación por las actuaciones de jueces y fiscales que no trabajan de manera integral en el tema de seguridad.