Actualidad

Moreno reta “al del atico” a oir a la gente

Correa tiene previsto arribar el viernes próximo. Sus actividades y tiempo de permanencia en Ecuador son un misterio.

Encuentro. El presidente Lenín Moreno calificó ayer como “un compañero de toda la vida” a Gustavo Larrea.

El desafío está planteado. El presidente Lenín Moreno emplazó ayer al expresidente Rafael Correa para que, a propósito de su anunciado retorno, intente hacer concentraciones masivas en las tres ciudades más grandes del país y escuche lo que la gente piensa de los últimos años de su gobierno.

Sin mencionarlo directamente, el mandatario dijo que su gobierno respeta la libre movilidad de las personas y que, por eso, no es extraño que un ecuatoriano que vive en otro lugar y “comanda a su grupo desde un ático llegue al país”. Esto en alusión a los tres enlaces que Correa ha emitido desde un espacio reducido de su casa en Bélgica.

Correa tiene previsto arribar el viernes próximo. Sus actividades y tiempo de permanencia en Ecuador son un misterio. Lo único seguro es que asistirá el 3 de diciembre a la Convención Nacional que fue convocada por el ala correísta de Alianza PAIS, encabezada por la asambleísta Gabriela Rivadeneira y Ricardo Patiño, en Esmeraldas.

“Que venga, que venga, por favor, y haga una concentración en Quito en el estadio del Aucas, que vaya a Guayaquil, a Cuenca, que no se esconda en las fronteras, que venga a donde la ciudadanía de forma respetuosa pero contundente le dirá lo que piensa de los últimos años de su mandato”, dijo el presidente.

Moreno estuvo ayer acompañado del dirigente político Gustavo Larrea, a quien una facción del oficialismo acusa de haber actuado como un operador político para partir al movimiento Alianza PAIS y generar la crisis interna que vive ahora.

Larrea movilizó a centenares de militantes de la agrupación Democracia Sí hasta la Plaza Grande para mostrar su apoyo a los seis meses de gestión del gobierno. Antes, pasaron por la Corte Constitucional exigiendo que este organismo apruebe las siete preguntas de la consulta popular planteadas por el Ejecutivo.

Esto, en sintonía con el pedido que hizo el propio Moreno la noche del lunes a la Corte, para que dé luz verde a la consulta que propuso hace 51 días y que todavía no tiene una respuesta. “Estamos atentos y, de ser necesario, movilizados en defensa del derecho a pronunciarnos”, aseguró Moreno.

Al ser consultado por el reto planteado por el presidente, Larrea dijo que “(el rechazo a la gestión de Correa) no es solo aquí (en Quito), es en todo el país. Por eso, debería venir a Quito, ir a Guayaquil, pero ese es un asunto de él y no creo que debemos hacer la política basada en él y tampoco en la revancha, pese a que muchos fuimos perseguidos”, señaló.

El lunes, la exgobernadora y actual integrante de la comisión electoral de PAIS, Paola Cabezas, le dijo a EXPRESO que la agenda que cumplirá Correa todavía está en construcción. La militancia espera que el exmandatario recorra algunas provincias y recupere la unidad del movimiento que se debate entre su liderazgo y el de Moreno.

Para esto se conformaron comisiones provinciales con capacidad de organizar eventos si Correa decide visitar localidades específicas. No se ha definido si participará en algún acto masivo previo a la Convención Nacional, en la que, según el asambleísta oficialista Cristóbal Lloret, se definirá si ratifican a Ricardo Patiño como presidente de PAIS, luego de que la facción alineada con Correa decidiera cesar de esas funciones a Moreno.

La respuesta llegó de inmediato. Correa publicó en la red social Twitter un vídeo en el que el entonces candidato a la presidencia Lenín Moreno decía a sus partidarios que fue parte de la revolución ciudadana y cabalgó junto a Correa para hacer los cambios que el país necesitaba. En un segundo trino, el exmandatario escribió: “Ahora Esmeraldas es un ‘escondite en la frontera’. ¡Qué barbaridad!”. CRR