Moreno advierte que la violencia puede volver

  Actualidad

Moreno advierte que la violencia puede volver

El presidente reapareció en un acto público en Carondelet. El Gobierno asegura que no permitirá nuevos intentos de desestabilización.

En la Plaza de la Independencia varios ciudadanos se congregaron para apoyar al presidente.

El presidente Lenín Moreno reapareció este 15 de octubre de 2019 en los balcones del Palacio de Carondelet luego de afrontar, por casi dos semanas, protestas a causa de la emisión del Decreto 883 que eliminaba los subsidios de la gasolina extra y el diésel.

El mandatario estuvo acompañado de su esposa, Rocío González; el vicepresidente Otto Sonnenholzner; los ministros de Gobierno, María Paula Romo y de Defensa, Oswaldo Jarrín con quien incluso levantó las manos en señal de triunfo.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) piden al mandatario la exclusión del gabinete de ambos funcionarios a quienes responsabilizan de la represión durante las protestas.

Además, acompañaron a Moreno los flamantes comandantes de las Fuerzas Armadas, Luis Lara que es el nuevo jefe del Comando Conjunto y Luis Altamirano que desde este 15 de octubre comanda al Ejército.

Desde el 7 de octubre pasado, el mandatario junto a parte de su Gabinete trasladaron la sede del Gobierno a Guayaquil. Desde entonces las apariciones en Quito fueron limitadas. El domingo se reunió con los dirigentes de la Conaie en las periferias de la capital.

En la Plaza de la Independencia varios ciudadanos se congregaron para apoyar al presidente. Globos blancos y banderas de Ecuador fueron agitadas como una señal de paz, luego de 12 días de convulsión.

“Queridos amigos, ahora viene la justicia y la fortaleza, la reconciliación con justicia. Ahora viene la toma de decisiones para mejorar el futuro de todos los ecuatorianos y la toma de decisiones para poder vivir en paz. El pueblo de Quito, de Ambato, Riobamba, Cuenca, Latacunga fue prudente, pero sabe que la violencia puede volver”, advirtió Moreno.

Sin embargo, Moreno aseguró que no permitirá que la situación de desestabilización generada por un sector político se vuelva a repetir.

Por su parte, Sonnenholzner señaló que el Gobierno está trabajando para que ningún hecho enmarcado por fuera de la ley quede impune.