Actualidad

Morales: "Yo no voy a esconder absolutamente nada"

El prefecto del Guayas se desmarcó de la adjudicación de los contratos cuestionados, pues aseguró que él "está en territorio" y no en una oficina

Carlos-Luis-Morales.jpg
El prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, se defiende de las acusaciones durante una rueda de prensa este 1 de junio.EXPRESO

"Cuando el prefecto está en territorio, el prefecto también confía en que aquí hay un edificio que lo respalda y en este edificio también tienen que tomar las mejores decisiones en beneficio de la provincia". Así se defendió la tarde de este 1 de junio el prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, de los cuestionamientos que ha recibido luego de que la Fiscalía allanara la institución que dirige en el marco de una investigación por el delito de peculado, relacionado a presuntos sobreprecios en la compra de mascarillas y pruebas rápidas.

Morales, quien aseguró que no se había pronunciado antes porque él mismo estaba investigando internamente el tema, indicó que la Prefectura le está brindando "todas las facilidades a la Fiscalía para que haga su trabajo". Esto mientras señalaba con el dedo unas carpetas con documentos donde, explicó, estaba toda la información relacionada a los 17 contratos que ha firmado la institución durante la emergencia.

A1-5955427 (15955427)

El PSC se desmarca de la figura de Morales

Leer más

Respecto a los contratos cuestionados, el prefecto dijo que todos los responsables deberán asumir su responsabilidad si así lo determina el Ministerio Público. "Yo no voy a esconder absolutamente nada", sostuvo. Sin embargo, él sí se desmarcó de la directa responsabilidad por la adjudicación de esas compras. 

"Yo acepto (esas críticas) si usted me dice que yo estaba en oficina, pero yo estaba en territorio. El prefecto tiene un equipo de trabajo...", reiteró.

Morales también justificó el hecho de que dos de los contratistas a los que la Prefectura hizo adjudicaciones durante la emergencia tengan 76 y 20 años. "Eso no quiere decir que no pueda manejar una empresa o que no sea emprendedor, ahí no está el detalle. Por eso mismo estamos trabajando en una investigación interna", señaló. E indicó que todo el personal del departamento de compras públicas de la Prefectura, unas 24 personas, está suspendido y en investigación.

Con respecto a la supuesta implicación de su familia en contratos, Morales se limitó a decir que eso deberá ser investigado por la Fiscalía. "Como esto ya está en investigación, ustedes sabrán que yo tengo que guardar ya el silencio necesario. Mis abogados, que los he puesto a trabajar en el Gobierno provincial, tendrán que atender de ahora en adelante todo".

Además, volvió a sostener que los supuestos sobreprecios en compra de alimentos e insumos no es más que una consecuencia del alza de precios que hubo en los primeros días de la emergencia, debido a la especulación. "Yo le pregunto al país, ¿qué hubieran hecho si estaban en mis zapatos?, ¿quedarse de brazos cruzados? Si eso hubiera pasado no estaríamos hablando de presuntos sobreprecios sino de homicidio o negligencia".

Foto de Sistema Grana (31798794)

La carga es política por acción u omisión

Leer más

Consultado por EXPRESO sobre su versión frente a la posición que han tomado integrantes y dirigentes del Partido Social Cristino, con el que ganó las elecciones, Morales dijo que lo "más importante" es su relación con el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. 

"Si algo le preocupa al partido que me impulsó, que se queden completamente tranquilos. Lo más importante es mi relación con el exalcalde, que es extraordinaria. Sí hemos tenido contacto y hemos hablado lo necesario. Sé lo que ha dicho por los medios y lo respeto, pero mi relación con él es excelente". 

Más tarde, la bancada del PSC en la Asamblea le exigió al prefecto por medio de un comunicado que "presente las debidas explicaciones sobre los graves hechos que se le imputan a él y a su círculo cercano", o, de ser el caso, que entregue a la justicia los nombres de los responsables, "de no proceder así, que renuncie".