El modelo chileno entra en el debate de fondo de pensiones

  Actualidad

El modelo chileno entra en el debate de fondo de pensiones

La opción, que reemplazaría a la jubilación patronal en Ecuador, plantea dudas. Chile demuestra que es una herramienta eficiente, pero de riesgo.

Rentabilidad en Ecuador.  En el mercado bursátil, los fondos de inversión otorgan a los usuarios tasas que están entre el 6 y 8 %  de rendimiento.

En las últimas semanas, los chilenos han encontrado varios motivos para salir a las calles a protestar, entre ellos: el pedido de su Gobierno de incrementar el aporte a su sistema de pensiones jubilares, un modelo que la media de su población cree que ya no aguanta más presiones porque ha empezado a fracasar.

Ecuador comienza a interesarse en el tema. En un contexto de debate, que plantea cambiar el sistema de jubilación patronal por el modelo chileno (en el que los recursos individuales son manejados por fondos privados), las redes sociales se llenan de desconcierto por lo perjudicial o no que puede resultar este cambio para los trabajadores.

La reforma laboral, hoy en discusión, plantea que cada empresario tendrá que destinar un 2 % de la remuneración mensual a las cuentas del IESS o a un fondo privado que elija el empleado. El total de ese aporte, más los intereses que se generen, podrán ser retirados en 25 años.

▶ Jubilación patronal: gobierno, empresarios y trabajadores llegan a un acuerdo

Desde Chile, analistas económicos ven con positivismo la propuesta ecuatoriana que empezaría a aplicarse a los nuevos contratos laborales, debido a que es un mecanismo que, bien manejado, eleva los niveles de seguridad y rentabilidad de los recursos. Eso pese a que, admiten, el modelo de pensiones en su país no pasa por su mejor momento. No por una mala administración de los fondos, aclaran, sino por diversos factores económicos. Miguel Ricaurte, un economista ecuatoriano que reside 10 años en el país del sur, menciona que la rentabilidad de estos fondos ha venido a la baja. Si bien en los años 80, se llegaban a ofrecer tasas de entre los 8 y 10 %, en los últimos años esas cifras han empezado a caer en torno al 6 % y 3 %. Eso, debido a la menor cotización que con los años vienen teniendo los títulos valores internacionales, como bonos norteamericanos, en los que se ha estado invirtiendo, como producto de la volatilidad de la economía internacional.

Martín Costabal, ministro de Hacienda durante la dictadura militar y defensor de la Administración de Fondo de Pensiones (AFP), menciona que a ello se deben sumar los factores internos de la economía chilena. Para él, uno de los problemas ha sido los bajos salarios de gran parte de la población y la consecuencia de direccionar menores aportes a esas cuentas. De ahí que Costabal cree que no se debe cambiar el sistema que ha demostrado ser eficiente por décadas; lo que debe hacerse, añade, es “dar mayor educación a las personas para que manejen mejor sus ahorros e inversiones”.

Una recomendación que tendría que empezar a aplicarse en Ecuador, en caso de que el Gobierno decida ejecutar la reforma, ya acordada en las primeras rondas de diálogo con trabajadores y empleadores.

Eliminar la jubilación patronal en Ecuador viene siendo una vieja aspiración del sector empresarial, que argumenta que este beneficio surgió en 1938 para cubrir la falta de seguridad social. Ahora que ya existe el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), alegan, se la debería quitar. De suceder esto, la condición para que el nuevo fondo funcione es que este pase a ser manejado por empresas privadas. Así lo cree Rodolfo Kronfle, presidente de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), quien considera que en una economía endeble, “no se puede confiar en lo que administra el Estado”. Además de la seguridad, dice, “la plata va a tener un mayor rendimiento (entre el 6 y 8 %) a que si estuviera en manos públicas”.

▶ Sector inmobiliario, con temor de un posible “nuevo impuesto”

Pero, ¿colocar recursos en estos fondos conllevan un riesgo? Kronfle sostiene que sí, como toda inversión. “Si ese fondo no está bien administrado, si se invierte en papeles que no sirven y que no tienen un rendimiento atractivo, claro que habrá un riesgo”, dice. La mayor exposición está en papeles de renta variable como las acciones (su rentabilidad no está garantizada, depende de la evolución de la empresa en la que se invierte y del comportamiento de los mercados financieros locales o internacionales). No obstante, en Ecuador, por su tamaño, las posibilidades de hallar estos títulos son menores. Los que más priman son los de renta fija, aquellos con los que la ganancia sí está garantizada.

El presidente del Frente Unitario de Trabajadores de Ecuador, Mesías Tatamuez, menciona que nada aún está definido (incluyendo el 2 % que les parece poco). Admite las deficiencias del Estado, pero aclara que la solución no es correr al sector privado, sino solucionar lo que está mal en lo público. No obstante, no descarta seguir revisando las ventajas y desventajas del modelo chileno.

Para saber

Jubilación patronal

Nació en 1938, con el fin de cubrir la falta de seguridad social. Ahora que existe el IESS, los empresarios insisten en quitar el aporte que vienen realizando.

La propuesta

La reforma laboral crea un fondo que le servirá al colaborador al momento de acceder a su jubilación. Este será depositado en una cuenta individual.

Condiciones

Este fondo lo podría seguir administrando el IESS o fondos privados. Solo se aplicará para los nuevos contratos.

html