La moda del ‘after office’ se toma la noche guayaquilena

  Actualidad

La moda del ‘after office’ se toma la noche guayaquilena

Los bares y restaurantes ofrecen variedad de promociones Los oficinistas de la ciudad llenan los locales casi a diario Los cocteles son los más solicitados

La moda del ‘after office’ se toma la noche guayaquileña

Son las 19:00 y el Cangrejo Club ya está a reventar. Sobre el escenario una joven entona improvisadamente el tema ‘What’s up’, de 4 Non Blondes, mientras los camareros van a toda velocidad a las mesas para atender a los comensales. La escena es de por sí curiosa, pero lo llamativo, sin duda, es que apenas se trata de un miércoles.

Y es que la moda del ‘after office’ se ha propagado como el fuego, en la ya caliente noche porteña. “Nosotros queremos darle a nuestros clientes una experiencia distinta, por eso lo hemos denominado ‘Cangrebar’, porque somos conscientes de que la gente quiere, además de comer, disfrutar de un buen ambiente después de trabajar”, comenta Stalin Barroso, coadministrador del club ubicado en la ciudadela Ietel, manzana 3, villa 1 (diagonal a Hunter).

Tanto para Barroso como para su socio Pierre Toral, la idea está bastante clara: ganar clientela a base de un buen producto y promociones vistosas. Fórmula que se repite en todos los puntos de la ciudad.

Jair Romero, administrador de Cadillac (av. Víctor Emilio Estrada 1212 y Laureles), afirma que su fuerte es la venta de alitas. “Nosotros tenemos las mejores alitas de la ciudad, ya son conocidas por todos”, asegura con convicción.

En opinión de Romero, el entretenimiento es también un factor fundamental a la hora de captar a los clientes, por eso en sus ‘after’ suele presentar a bandas musicales y artistas reconocidos localmente.

Los combos que Cadillac ofrece son muy variados, sin embargo, son las alitas BBQ y las margaritas las más solicitadas por su clientela.

Miguel Bermeo y Karen Narváez son dos jóvenes que afirman disfrutar mucho de estas propuestas, ya que les permite salir de la rutina del trabajo y la universidad entre semana. “Los ambientes que manejan son light, vienes después del trabajo, te tomas algo con compañeros y sales renovado”, explica Bermeo, mientras que Karen cuenta que lo que a ella más le llama la atención es la deliciosa comida que se oferta.

“Banqueros, contadores, secretarias. Aquí vienen todos los trabajadores del sector bancario”, asevera Luis Moncayo, quien está al frente de la disco Estación 20, en la Zona Rosa.

Moncayo enfatiza el prestigio a la hora de abrir las puertas de su local. “Tratamos siempre de mantenernos en una línea media-alta; no por clasistas, sino para ofrecer un servicio discreto y tranquilo. Recibimos a personas que no quieren ser molestadas por ningún concepto, sino bien tratadas y atendidas”.

Pero esta moda no excluye a los bares y cangrejales. En el patio de comidas del Garzocentro 2000 está Meet New Friends, un acogedor restaurante que, en vista de que la mayor parte de su clientela está conformada por trabajadores, decidió incluir en su menú de montaditos y choripanes, las populares micheladas, que de 16:00 a 18:00 se venden a 2 por 1 a $ 3,50. “Estoy bastante seguro de que tengo la michelada más grande de Guayaquil”, comenta entre risas Jonathan Espinoza, administrador del conocido establecimiento.