Militares vendían datos a las disidencias sobre la seguridad del presidente Duque

  Actualidad

Militares vendían datos a las disidencias sobre la seguridad del presidente Duque

Los cinco soldados, según un comunicado de la Fiscalía, estaban adscritos a un batallón de fuerzas especiales con sede en Tumaco, población del departamento de Nariño, fronteriza con Ecuador.

Duque
Imagen de archivo del presidente de Colombia, Iván Duque.EFE

Cinco soldados profesionales colombianos y un civil que vendían armas e información sobre la seguridad del presidente Iván Duque a las disidencias de las FARC fueron enviados a la cárcel, informó este sábado la Fiscalía.

Iván Duque

Mueren quince disidentes de las FARC en una operación en el este de Colombia

Leer más

Los militares, según un comunicado de la Fiscalía, estaban adscritos a un batallón de fuerzas especiales con sede en Tumaco, población del departamento de Nariño, fronteriza con Ecuador.

Además de vender armas, explosivos y otros elementos de uso privativo de la fuerza pública, daban información "sobre operaciones, desplazamientos de tropa y de aeronaves militares, y la distribución de los grupos que brindaban seguridad durante las visitas del Presidente de la República y otros funcionarios a Tumaco", señala el comunicado.

Según la investigación, los soldados supuestamente están involucrados en el hurto de granadas, armas cortas y largas, uniformes y otros elementos, los cuales eran vendidos al "Frente Oliver Sinisterra" de las disidencias de las FARC.

Los capturados fueron enviados a la cárcel luego de ser imputados por los delitos de "concierto para delinquir agravado, cohecho, revelación de secreto, hurto agravado; y fabricación, tráfico, porte de armas y municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas".

duque

Pacto Histórico responsabiliza a Duque de grave situación de DDHH en Colombia

Leer más

En las pesquisas se constató que varias granadas y balas que fueron vendidas a las disidencias fueron utilizadas por ese grupo en acciones contra civiles, policías y militares.

Uno de los casos fue el asesinato de ocho personas, en febrero del año pasado al que se sumó un ataque contra la Policía en el que 14 agentes resultaron heridos, en agosto del mismo año, ambos en el departamento de Nariño.

La red estuvo activa entre el año 2020 y febrero de 2022, agregó la información.