Actualidad

Miguel Jurado continuara frente al caso Odebrecht

Franco adjuntó como pruebas de ese odio las resoluciones de vinculación de Glas al caso, la orden de prisión, actas de audiencias y una resolución de la Corte Constitucional de 2012.

El vicepresidente Jorge Glas junto a su abogado defensor, Eduardo Franco Loor.

“El juez Miguel Jurado, movido por el odio manifiesto al vicepresidente hizo lo que le da la regalada gana”.

Con ese argumento, Eduardo Franco Loor, abogado del vicepresidente Jorge Glas, investigado por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht, pidió este miércoles 25 de octubre al conjuez Édgar Flores que Jurado sea separado del conocimiento del proceso.

Franco adjuntó como pruebas de ese odio las resoluciones de vinculación de Glas al caso, la orden de prisión, actas de audiencias y una resolución de la Corte Constitucional de 2012.

Lolita Montoya, defensora de Jurado, pidió que esas pruebas se declaren improcedentes porque no demuestran la enemistad manifiesta que exige una demanda de recusación.

Insistió que esas providencias están dentro de la capacidad jurisdiccional del juez.

Añadió que el abogado de Glas, solo porque no le gustó la resolución del juez, presentó una denuncia por prevaricato, una queja por error inexcusable y una demanda de recusación.

Recordó que Jurado no ha dado ninguna rueda de prensa ni ha hablado públicamente del caso.

Finalmente pidió al conjuez Flores que revise la actuación del abogado del vicepresidente porque pretende dilatar el proceso y además solicitó que se haga efectiva la sanción de tres salarios básicos presentada por Franco.

Negada la recusación

Luego de la deliberación respecto a la petición de Franco, el conjuez Édgar Flores negó la recusación presentada por la defensa de Jorge Glas.

Con esta decisión Miguel Jurado seguirá al frente del caso Odebrecht por asociación ilícita.