Migrante ecuatoriana falleció en la ruta a Estados Unidos

  Actualidad

Migrante ecuatoriana falleció en la ruta a Estados Unidos

Su hermano mayor, quien la acompañaba junto a otros migrantes, se halla herido de gravedad, tras un accidente de tránsito que sufrieron el Guatemala

accidente
La joven era cuencanaREFERENCIAL

Los sueños e ilusiones de Nube Jiménez, de 28 años de edad, se acabaron a 2322 km de su ciudad natal, Cuenca. La joven está fallecida, su hermano, Carlos, de 30 años, se halla herido y en estado crítico en uno de los hospitales de la jurisdicción de la aldea Doña María del municipio de Gualan, Zacapa en Guatemala.

remesas

El 63 % de remesas del país provino de EE. UU.

Leer más

La pareja de cuencanos es dos de las tres víctimas que dejó un accidente de tránsito ocurrido en Guatemala, país centroamericano que tomaron como ruta para viajar hacia los Estados Unidos. La información fue proporcionada por la organización privada de asistencia a familias de migrantes, 1800migrantes, con sede en U.S.A.

Señala que el accidente se había registrado la noche del sábado 2 de abril del 2022, cuando el vehículo en el que se transportaban los migrantes, se chocó contra un tráiler. En el documento no se cita el tipo de vehículo, ni cuantos eran los viajantes, contando solo que el hecho se halla en proceso de investigaciones por parte de las autoridades guatemaltecas.

A más del fallecimiento de Nube y estado crítico en que se halla su hermano Carlos, hay otro fallecido, un migrante aún no identificado, de entre unos 17 a 20 años de edad, y que según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala INACIF, es piel blanca, cabello negro, estatura 1.65 metros, peso 120 libras aproximadamente y con un tatuaje de un león en el brazo derecho.

Andrea Ledesma, directora de 1800migrante, concluye indicando que la familia de las víctimas reconocidas, ha solicitado a las autoridades ecuatorianas apoyo para la repatriación del cuerpo y gestiones para que uno de sus familiares pueda viajar a Guatemala para acompañar al ciudadano que está en una situación delicada.