Mi voto

  Actualidad

Mi voto

Elegir y ser elegidos es el primero de los derechos de participación ciudadana que se enumeran en el art. 61 de nuestra Constitución, elección que se ejerce mediante el sufragio, que consiste en el voto universal, directo y secreto.

A 24 horas del sufragio muchos no han decidido por quién votar y podrían terminar convirtiéndose en decisores manipulados. Esto hace necesario que todos meditemos y reflexionemos razonadamente a quiénes daremos nuestro voto, porque en esa papeleta dejamos nuestra patria, nuestro hogar y nuestra conciencia.

Antes de la votación tome el tiempo necesario para informarse sobre los candidatos, compare sus estudios y profesiones, eso determina sus competencias; consulte hoja de vida y trayectoria laboral, que no tengan antecedentes delictivos o de corrupción; revise planes de acción, de gobierno y ofertas, para ver si realmente son realizables. Comprobará si le dicen la verdad o solo quieren manipular su voto.

Frente a la papeleta, piense y revise bien para no equivocarse. No vote en blanco o nulo, eso no es ejercer el derecho al sufragio y hará el juego al sector que le conviene que usted no vote; además, demuestra no tener voluntad o capacidad de escoger lo que usted quiere para el bienestar del Ecuador y de sus hijos. Mire las fotos y lea los nombres de los que ya seleccionó para darles su voto, y ponga la “raya vertical” en todos los casilleros de la lista de su candidato. No dibuje, ni escriba frases, por más que quiera protestar, pues eso anula su voto.

Mi voto será por quienes garanticen y respeten el derecho y la libertad, el trabajo honrado del sector privado y la libre empresa; defiendan la autonomía universitaria y la libertad de educación y de enseñanza, sin adoctrinamiento ni manejos sesgados; la libertad de seleccionar la educación que queremos para nuestros hijos, incluyendo la selección de universidad y profesión. Por las libertades de pensamiento, expresión y prensa. Yo votaré por el respeto a las personas, la familia, la vida, la propiedad privada y la herencia, así como al orden natural de la existencia.

colaboradores@granasa.com.ec