Mi bandera, mi cruz

  Actualidad

Mi bandera, mi cruz

Lo odian o lo aman, pero nunca será indiferente para los españoles. El defensa central del Barcelona, Gerard Piqué, se ha convertido en uno de los jugadores mediáticos por excelencia y uno de los que más debates genera.

Polémica. A Piqué le reclamaron porque su camiseta no tenía los colores de España.

Lo odian o lo aman, pero nunca será indiferente para los españoles. El defensa central del Barcelona, Gerard Piqué, se ha convertido en uno de los jugadores mediáticos por excelencia y uno de los que más debates genera.

El último capítulo es su renuncia a la selección de España para después del Mundial de Rusia 2018. Él se hartó de las publicaciones en los medios y de los reclamos en las redes sociales, por una supuesta falta de amor al combinado nacional, en el que juega desde las divisiones inferiores.

En el partido contra Albania, por eliminatorias, Piqué hizo cortar las mangas de la camiseta por comodidad, pero empezaron a circular rumores de que quiso eliminar los colores de España de la manga.

Él tenía una camisa con mangas largas y esa versión del uniforme no tiene la bandera española. La Federación tuvo que aclararlo con un comunicado, pero igual, él decidió que era suficiente, que debía irse.

Si bien en esta oportunidad todo se debió a un error, no es la primera vez que Piqué está en el centro de la polémica.

¿La razón? Su personalidad. No es el típico futbolista que suelta frases ‘políticamente correctas’. Él dice lo que piensa y no le importa lo que genere.

“Me mojo (me la juego) cuando creo en las cosas. Y he salido escaldado”, admitió en una entrevista a El País.

Una de sus ‘mojadas’ más conocidas es que, abiertamente, se ha pronunciado en favor del derecho de los catalanes a elegir, si quieren seguir siendo parte de España o si quieren la independencia. Inclusive, ha salido a las marchas en favor de la independencia y se ha referido como ‘vuestro rey’, al hablar de la realeza.

“Muchas veces eso ha hecho que cuando he ido a jugar con España he tenido el recibimiento que he tenido (pifiado e insultado). Me posicioné a favor del derecho a decidir y lo sigo pensando. En un país democrático como España, el derecho a decidir es lo más democrático que hay”, añadió.

Muy activo en las redes sociales, Piqué no ha escapado a un duelo con otros futbolistas. En una ocasión quiso burlarse de Álvaro Arbeloa diciendo que no era un amigo, sino “un cono...cido”. Al llamarlo cono le dijo que era mal jugador.

Eso sí, lo tiene todo calculado. En otra entrevista, publicada por la revista ‘Papel’, dijo que medía sus acciones polémicas de acuerdo al momento de la temporada. En época de finales mantiene un perfil bajo.

“Llevo muchos años en esto y cada vez que hago algo sé la repercusión que va a tener. Por ejemplo de agosto a diciembre, que nos jugamos menos, me meto en todos los fregados. Luego paro”, indicó.

A Piqué le gusta todo lo que genera. En la misma revista aclaró que no piensa cambiar porque se divierte. Claro, lo último no le pareció tan divertido, pero quiso salir bien librado y dijo que su renuncia era meditada.