Actualidad

Mexico conquista EE. UU.

Con la coyuntura de las elecciones en Estados Unidos y la propuesta del nuevo presidente Donald Trump de separar a su nación de México mediante un muro, de forma irónica los aztecas vencieron a los locales en Ohio, por primera vez en la historia.

Celebración. Todos los jugadores de México estallan de júbilo tras conseguir el gol del triunfo, a un minuto del final del encuentro.

Con la coyuntura de las elecciones en Estados Unidos y la propuesta del nuevo presidente Donald Trump de separar a su nación de México mediante un muro, de forma irónica los aztecas vencieron a los locales en Ohio, por primera vez en la historia.

En los últimos cuatro procesos eliminatorios (2001, 2005, 2009 y 2013), el Tri había perdido 2-0 en su visita a los estadounidenses en el estadio Mapfre de Columbus, Ohio, sede donde por fin pudo ganar.

El hexagonal final de las eliminatorias de la Concacaf inició con el duelo entre norteamericanos, que ya de por sí sentían un sabor especial por todo este contexto político.

El trago amargo lo tuvo que saborear Estados Unidos, que en los últimos minutos vio cómo los aztecas sentenciaron con 1-2 la historia. Pero el empate ya era un premio para ellos, luego de que los visitantes habían dominado gran parte del cotejo y fueron los más peligrosos.

Sin embargo, el DT de Estados Unidos, Jurgen Klinsmann, es consciente de que ahora su trabajo inmediato es recuperar el ánimo de los jugadores y estar listos mental y físicamente para el duelo del martes frente a Costa Rica, en San José, después de que los ‘ticos’ lograron un triunfo como visitantes ante Trinidad y Tobago (0-2).

El autor del agónico gol de la victoria, Rafa Márquez, se refirió a la situación sociopolítica que viven los inmigrantes mexicanos en el país de las barras y las estrellas. Comentó que esta victoria es un “rayo de esperanza”. “Quizá ahora tienen un mal momento, un momento de intolerancia y con esta victoria tal vez puedan olvidar un poco lo que sucedió aquí en Estados Unidos”, dijo el capitán.

Con muro o no, la selección de fútbol de México se tomó el Estados Unidos de Trump. Terminó con la maldición de Ohio y sueña seriamente en ser el primero de la Concacaf en clasificar a Rusia. SDP