Un medio de pago impopular

  Actualidad

Un medio de pago impopular

72.000 cuentas de dinero electrónico hay en el país, según el presidente Rafael Correa.

Quejas. Ramiro Aguilar duda de la legalidad del pago.

Poca credibilidad. La moneda electrónica no goza de mucha popularidad entre quienes aprobaron su uso en la Asamblea Nacional.

La bancada oficialista reconoce los problemas prácticos que existen para implementar el sistema. La oposición no acepta que el Parlamento pague su salario “a través del celular”, como propuso, el lunes, el legislador de Alianza PAIS por Guayas, Christian Viteri.

Entre los verde flex ‘rebeldes’ a ese sistema está la asambleísta por Tungurahua, Betty Jérez. Ella confiesa que no tiene cuenta electrónica porque no es obligatoria. “En el sector rural y en las comunidades no se usa el dinero electrónico. Entonces, ¿cómo hacemos para transferir el dinero si nos piden un apoyo económico?”, dijo a EXPRESO.

La legisladora por Manabí, Marllely Vásconez, sí tiene su cuenta electrónica. Pero sostiene que “todavía no tiene credibilidad porque no se la ha utilizado. Es como el uso de los celulares: al inicio, era difícil manejarlos pero ahora hasta los niños saben cómo hacerlo”.

La oposición no acepta que depositen sus sueldos en dinero electrónico. El legislador independiente, Ramiro Aguilar, preguntó: ¿eso es legal o no?

El Código Orgánico Monetario y Financiero dice que “ningún ecuatoriano puede ser obligado a recibir en pago moneda distinta a la del dólar americano, recordó. “No quiero recibir ese dinero. Si se pone más moneda electrónica que dólares en la economía, esta se deteriorará y habrá variación del tipo de cambio e inflación”, dijo.

El parlamentario independiente, Oswaldo Larriva, señala que el uso de la moneda electrónica es un pretexto para “igualarse con los proveedores, pagar sueldos y a los municipios”, explicó a este Diario.

El legislador del Partido Social Cristiano, Henry Cucalón, dice que algunos quieren imponer el pago en dinero electrónico. “La primera preocupación debe ser la gente que no tiene empleo ni sueldos. No cómo nos pagarán con ese humo electrónico”, dijo.

Para el legislador del Partido Sociedad Patriótica, César Solórzano, el dinero electrónico es algo experimental.“Sabemos la intención del Gobierno. Esos fondos deben ser manejados por los bancos privados. Hay pocas cuentas y no hay conocimiento de esta moneda”.

Además, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social analizó una propuesta similar a la de Viteri, pero en su institución. Esta fue desechada por la mayoría, que ratificó su confianza en el Banco Central.