El Mea Culpa es general

  Actualidad

El Mea Culpa es general

Todos cometemos errores; ahora hay que revertirlos. Cargamos un peso muy grande: 19 años de malos resultados en este campeonato.- Gabriel Achilier

Figura. Cristhian Noboa fue uno de los de mejor rendimiento, aún así se reprochó varias faltas ante Perú.

Fue el jugador más nombrado en el empate de Ecuador ante Perú. Los dardos apuntan directo a él, y él en respuesta da la cara.

La noche del miércoles pasado, cuando el país ya dormía, Gabriel Achilier salió del camerino y caminó por el lujoso estadio, buscando la puerta, pero se detuvo en la zona mixta y fue muy duro consigo mismo.

“Juego cada partido con la selección como una revancha. Trato de sacarme toda esa basura que llevo de las críticas y comentarios negativos, pero lastimosamente los partidos se tornan así de complicados”, dijo a EXPRESO ‘el Gabo’, dejando escapar una dosis de rabia interna.

No estará en el partido del domingo ante Haití, pero lo toma con calma. “A todos nos toca pasar por esto, ahora soy yo, lo bueno es que hay un gran grupo de jugadores que están comprometidos con lo que deseamos hacer”, acotó.

Achilier confesó que después de los goles quien se acercó fue el golero Domínguez para darle aliento. “Me dijo algo que me cayó en el momento justo: que era el mejor y que me levante... Fue el momento oportuno”.

Finalmente, antes de irse, el jugador aplaca su ira. No es la primera vez que se equivoca. “Dios me da la fuerza para reponerme”. Alentará desde el banco.

Cristhian Noboa

Su cara lo decía todo. Cristhian Noboa, mediocampista de la Tri, estaba más enojado que los propios “hijos del yugo”.

Después del partido del miércoles pasado ante Perú, ‘el Zar’ se puso la mochila al hombro y trató de caminar sin mirar a los lados, pero fue imposible; la prensa requirió sus impresiones y él no se guardó nada. Tenía rabia; impotencia; decepción.

“Ya me metí al hielo (sistema de recuperación después de cada partido) y nada”, expresó aceptando su ira. “Ahora hay que ir a ver el partido y analizarlo. Todos tuvimos errores, muchos en el primer tiempo; son cosas de no creer”, dijo.

“El rival puede que sea fácil o difícil, pero nosotros estamos en la capacidad de ganarle a cualquiera equipo y no lo hicimos. Dependió de nosotros. Tenemos que cambiar la historia y eso lo hacen quienes juegan en cancha. Hay que cambiar el pensamiento, ¡pero ya! Nos vemos las caras (los jugadores) y nos decimos que es hora de cambiar, pero sino hacemos los correctivos, no pasa nada”, añadió muy autocrítico.

Noboa dio a entender que en el vestuario tricolor las recriminaciones entre los jugadores fueron la tónica general. “Todos estamos con la cabeza caliente. Era mejor no hablar porque capaz y hasta terminábamos en los golpes”, reveló a EXPRESO el guayaquileño.

El volante no sabe si los baches que tiene Ecuador son físicos, mentales o psicológicos; ahora en lo único que piensa es jugarle bien a Haití. JR