Mauricio Nader: “El publico latinoamericano es mas espontaneo”

  Actualidad

Mauricio Nader: “El publico latinoamericano es mas espontaneo”

Se inició en el concertismo a los nueve años de edad y ha mantenido una activa carrera que lo ha llevado a los escenarios de cuatro continentes. Es su segunda visita al país.

Es mexicano y toca el piano. Es considerado uno de los más destacados músicos del país norteamericano.

Hay quienes aseguran que cuando el músico mexicano Mauricio Náder toca el piano, despierta una parte insólita del público: el mundo de las pasiones, la sensualidad, la exaltación, la energía y la voluptuosidad. Los guayaquileños podrán comprobarlo esta noche cuando salga e interprete al piano temas como Rhapsody in blue.

- ¿Cómo así se dio la oportunidad de presentarse esta noche ante el público guayaquileño?

- Tuve la suerte de que primero se concretase una invitación a Cuenca, con la Orquesta Sinfónica local, cuyo director titular, Miguel Meissner, es alguien que conozco hace mucho tiempo. Estando allá, se dio la oportunidad de amarrar fechas para venirme a esta ciudad. En el país estoy desde la semana pasada.

- Tocará con la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Prefectura. ¿Qué tal han ido los ensayos?

- Sonará muy bien. Son muy jóvenes, pero se los ve que tienen muchas ganas y están dirigidos por William Vergara, que es alguien que ya tiene mucha experiencia. Me siento muy tranquilo por eso, creo que va a salir muy bien lo de esta noche.

- No es la primera vez que sale ante el público ecuatoriano. ¿Qué tanto lo conoce?

- Esta es mi segunda visita, creo que apenas lo estoy conociendo/me están conociendo. Lo de esta noche es un programa muy interesante y atractivo, así que puedo estar tranquilo por ese lado, seguro les va a gustar mucho.

- Ud. tiene un largo recorrido por escenarios de cuatro continentes. ¿Es diferente el público latinoamericano del europeo?

- En cualquier ciudad puede cambiar la reacción y actitud del público. El latinoamericano es más espontáneo, le gusta mucho aplaudir y lo hace efusivamente. En Europa, no es que sepan más, pero aparentan ser más sofisticados. Son más selectivos para mostrarse expresivos.

- Entre tantos escenarios en los que se presentó, ¿cuál considera que le marcó de manera determinante en su carrera?

- Hay algunos. Uno de estos es la salita Wagner en la colonia Roma, de Ciudad de México. Ahí hice mi primera presentación y tenía nueve años. Otra es la del Palacio de Bellas Artes, cuando a los 19 años salió como solista de la Orquesta Sinfónica Nacional. Ni qué decir del Palacio Nacional de los Inválidos (París) o el Centro Nacional para las Artes Escénicas (Beijing), entre otros.

- ¿Entre ensayos y ensayos, se le dio la oportunidad de recorrer la ciudad?

- Claro. Siempre busco la forma de conocer la ciudad a la que llego. Guayaquil me recuerda mucho a México, creo que las ciudades latinoamericanas se parecen en muchas cosas. En cuanto a Guayaquil, cualquiera pensaría que es la capital del país. Tiene cosas muy bonitas.