Los mariscos mandan en la oferta de Raices

  Actualidad

Los mariscos mandan en la oferta de Raices

El recinto no es un barrio, menos una ciudad, pero en los más de 11 mil metros cuadrados del recinto ferial donde se desarrolla Raíces, está representada toda la oferta gastronómica de Guayaquil.

El acto inaugural. El alcalde Nebot, junto a Gloria Gallardo y Doménica Tabacchi, vicealcaldesa, durante la apertura de Raíces.

Recorrer en estos días el Centro de Convenciones de Guayaquil es una experiencia muy urbana vinculada con los sabores y aromas.

El recinto no es un barrio, menos una ciudad, pero en los más de 11 mil metros cuadrados del recinto ferial donde se desarrolla Raíces, está representada toda la oferta gastronómica de Guayaquil. También los precios.

De los 40 locales presentes, la mayor parte se especializa en productos del mar: 10. ¿El menú? Sobrepasan los 60 platos. En segundo lugar están las comidas tradicionales: desde caldo de bolas hasta fritada.

El resto va entre hot dogs, jugos, empanadas... pasando por un helado nitrogenado y un ceviche ecológico.

Es tanto que no es fácil recorrer el lugar sin terminar perdido entre los olores de esta vasta concentración de sabores. Desde un simple y puritano perro caliente, hasta el atrevido ceviche pornográfico. Así se llama, y lo ofrece de la manera más oronda el stand Pepe 3, un restaurante ganador de la Estrella Culinaria de Bronce del 2015.

En todo caso, lo siguiente es una guía para no extraviarse en este laberinto de platos y precios. EXPRESO descubrió que el precio más alto (10 dólares) corresponde a otro ganador de Raíces: La Furia del Colorado. Este encebollado, con una corona de pulpo, camarón y otros mariscos, es el orgullo de su creador, José Delgado Mora.

El segundo lugar en asuntos de precio lo ocupa el ceviche Rompe Colchón, por el que se paga $ 9,50. Fusiona “los sabores y las cualidades afrodisíacas de entre cinco y ocho productos del mar”, dice Gustavo Chero, el propietario, cuyo local tiene sede en el conocido Mercado de Sauces 9.

Así como está el producto más caro, es posible encontrar algo por 25 centavos. “Se llaman yoyitos”, dice Míster Palma Chillambo, cuya especialidad es el jugo de coco.

Pero Raíces tiene siete componentes más. Lo primero que encuentra el visitante es el área del Museo de la Gastronomía Ecuatoriana. Ahí las huecas exhiben un plato tradicional de la ciudad y sus ingredientes.

A unos cuantos pasos de ahí aparece la primera de tres áreas destinadas a los stands de las empresas auspiciantes (95) que ofrecen sus productos. Todos vinculados con el mundo de la gastronomía.

En las cercanías de esta área está la zona de los shows de cocina en vivo, donde el visitante puede presenciar a uno de los chefs invitados -nacionales y extranjeros- sumergidos en el acto supremo de cortar ingredientes, fusionar caldos y de llevar todo esto a la cocina, porque Raíces es, sobre todo, comida y más comida.

Es lo que sucederá en estos cinco días bajo ese espacio ubicado en el sector norte.