Actualidad

El Maria Auxiliadora no cierra, dicen los padres

La posibilidad de que la Unidad Educativa María Auxiliadora suspendiera de manera definitiva sus labores educativas a partir del próximo año, generó una reacción colectiva entre los padres de familia de la entidad, quienes están decididos a hacer todo

Reunión. Momento en que los padres junto a las autoridades oran por el futuro de la institución.

La posibilidad de que la Unidad Educativa María Auxiliadora suspendiera de manera definitiva sus labores educativas a partir del próximo año, generó una reacción colectiva entre los padres de familia de la entidad, quienes están decididos a hacer todo para frenar la medida.

Los representantes de los estudiantes acudieron a primera hora de ayer hasta el plantel, ubicado en el kilómetro 19,5 de la vía a la costa. Ahí solicitaron una reunión con la rectora, Alba Donoso. Esto después de que se confirmó que la falta de estudiantes había provocado una brecha financiera.

En gran número, los padres fueron atendidos. “Hicimos una oración para que las cosas fueran mejor de lo que se había anunciado”, dijo a EXPRESO Isabel Jurado Alcívar, una de las madres que no pudo asistir a la reunión del viernes en la que se anunció del cierre, pero que sí llegó a la jornada de ayer, cuando los padres de familia decidieron tomar a cargo la ejecución de varios proyectos que permitan solucionar en algo la situación en la que se encuentra el plantel.

“Decidimos sesionar en un comité abierto”, dijo Isabel Jurado. Para ello, se definió que hasta este martes, cuando vuelvan a reunirse, se habrá concretado un plan de trabajo, que esperan se pueda ejecutar en conjunto con las autoridades del plantel. Un programa que será enviado a Italia, donde está la sede de la comunidad que es dueña del María Auxiliadora.

“La idea es que este plantel, que durante 105 años ha educado de manera eficiente, en calidad y con una excelente formación en valores, no cierre. Eso ya los padres lo hemos decidido y se lo comunicamos a sus autoridades”.

Cerca de seis horas duró la reunión del viernes. Tanto que sor Cruz María Peña, quien había arribado desde Quito, como enviada de la Comunidad Salesiana, para estar presente en el anuncio del cierre, decidió suspender su retorno a la capital, para sumarse a las conversaciones con los padres.

Los comentarios no se hicieron esperar en redes sociales. “Qué pena. Solo estuve dos años, pero fueron muy enriquecedores”, dijo Gabriella Ayala; mientras que Sonia Mate-Babinsky, aseguró que el anuncio era “triste, muy triste”.

Igual pensaron Claudia Marzo, que se graduó en 2005 y María Mercedes Lasso, hermana del candidato presidencial Guillermo Lasso, quien estuvo en la entidad doce años en los años setenta y guarda una gran estimación al plantel.

EXPRESO intentó buscar la versión de las autoridades, pero no contestaron. La decisión aún no es oficial en el Ministerio de Educación.