Una mancha al deporte blanco

  Actualidad

Una mancha al deporte blanco

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La corrupción no para en el deporte. Después del ciclismo, atletismo y del fútbol, ahora el tenis está en el ojo de la tormenta por las acusaciones de partidos amañados.

Según la BBC y el sitio web BuzzFeed, están involucrados 16 jugadores del Top 50 mundial, entre ellos ganadores del Grand Slam y ocho participantes en el Abierto de Australia que comenzó ayer.

Una supuesta red de apuestas ilegales, con origen en Rusia, el norte de Italia y Sicilia, habría pagado durante la última década a varios tenistas por dejarse ganar. Los mafiosos se reunían con los jugadores en sus hoteles y pactaban la derrota por 50.000 dólares (unos 46.000 euros) o más, informó la BBC y BuzzFeed News.

Las redes habrían ganado cientos de miles de euros gracias a apuestas altamente sospechosas sobre los tanteos de los partidos, que incluyen los torneos de Wimbledon y Roland Garros.

En Melbourne, donde ayer ganó su encuentro de primera ronda, el número 1 mundial, Novak Djokovic, confirmó que él mismo fue víctima de un intento de compra para que perdiera un partido en el torneo de San Petersburgo.

“Alguien se me acercó indirectamente, por medio de gente que trabajaba conmigo en aquella época. Evidentemente dije de inmediato que no. La persona que intentó contactarme ni siquiera vino a mí”, relató.

Sobre las acusaciones de partidos amañados, el serbio dijo que la gente intenta adivinar de quién se trata. “Pero no existen pruebas que conciernan a jugadores en actividad. Mientras sea así, se trata de meras especulaciones”, agregó.

Entre los involucrados figura el argentino Martín Vassallo Argüello, a quien investigaron por un encuentro que le ganó al ruso Nikolai Davydenko, en 2007.

“Estoy seguro de que no hice nada, de que nunca agarré un peso sucio. Es más, voluntariamente, en su momento, le entregué a la comisión investigadora de la ATP mis claves de las casillas de mail y hasta les mostré mis cuentas bancarias para que chequearan la actividad”, sostuvo el deportista.