Actualidad

Manabi y las fiestas de octubre

Guayaquil celebró jubilosa un aniversario más de la gesta del 9 de Octubre de 1820, recordando su proclama de independencia. Esa epopeya pionera en América Latina hizo posible que el Ecuador se libere del yugo español con la batalla del Pichincha del 24 de Mayo de 1822, ocho años antes de que se constituya como Estado soberano en 1830.

Manabí se identificó con ese movimiento libertario. Formaba parte del Departamento de Guayaquil, su jerarquía como provincia la alcanza en 1824. Los tres cantones que tenía en esa fecha, Jipijapa, Portoviejo y Montecristi, también se declararon libres el 15, 18 y 23 de Octubre de 1820. Hoy 18 de Octubre en su capital Portoviejo, Manabí festeja con altivez sus festividades de octubre, que la unen históricamente en anhelos cívicos a Guayaquil. Juntas también estuvieron en la incomparable Revolución alfarista, cuando Guayaquil el 5 de Junio de 1895 respaldó y decidió el ascenso del Gral. Eloy Alfaro al poder, después de que Chone en memorable actitud que la enorgullece para siempre, lo proclamó jefe supremo de la República, un mes antes, el 5 de Mayo, tras derrotar en el combate de Los Amarillos las fuerzas del gobierno de Luis Cordero.

Pero esta identificación en su lucha por la libertad no se agota en esos imborrables hechos que iluminan la historia patria. Manabí y Guayaquil tuvieron igual actitud, los años 1999 y 2000, en su deseo de construir un país más igualitario, más armónico, más unido, estableciendo un régimen de autonomías provinciales a través de un nuevo ordenamiento territorial jurídico-administrativo. Ambas realizaron consultas regionales con ese objetivo, con las que se logró una propuesta de reforma constitucional aprobada por el Congreso Nacional. El presidente de la República de la época no convocó una consulta nacional por razones de orden político. Hay que destacar que el gobierno municipal de Guayaquil ha defendido lealmente su autonomía, pocos gobiernos cantonales manabitas lo han hecho.

Las raíces ancestrales son muy sólidas e indestructibles, actualmente Guayaquil es la ciudad con más población manabita.