Todo lo malo se va a la hoguera

  Actualidad

Todo lo malo se va a la hoguera

94 medallas repartidas en 25 oros, 17 platas y 52 bronces consiguió Ecuador en los últimos Juegos Sudamericanos, en Bolivia.

94 medallas repartidas en 25 oros, 17 platas y 52 bronces consiguió Ecuador en los últimos Juegos Sudamericanos, en Bolivia.

Fueron 365 días. La montaña rusa de emociones en la agitada vida de un deportista subió y bajó innumerables veces. Torneos nacionales e internacionales; títulos fallidos o marcas no vencidas; alegrías o tristezas, lesiones o retiro, que siempre dejaron aprendizaje y deseos de superación. Porque así es el deporte.

Preguntados sobre qué resultado o situación negativa quisieran quemar este año, los deportistas de élite Dominic Barona (surf), Lenin Preciado (judo), María Eduarda Fuentes (patinaje artístico), Carlos Mina (boxeo) y Andrés Benenaula (motocross) coincidieron en su mayoría que el tercer evento del ciclo olímpico del 2018, los Juegos Sudamericanos de Cochabamba, en Bolivia, tuvieron antes, durante o después, una injerencia importante para hacer este balance.

Preciado, si bien obtuvo oro en los 60 kilogramos, compitió en torneos en los que no pudo rendir como quiso e incluso habló de molestias físicas que lo afectaron y que espera no volver a experimentar, sobre todo porque el 2019 es un año previo a los Juegos de Tokio 2020. “Dejaré los malos momentos atrás”, acotó.

María Eduarda Fuentes sí prefiere “tirarle camaretas” y que se hagan polvo los Juegos de Bolivia, sobre todo cuando recuerda que en la primera prueba que tuvo que rendir sufrió una caída que la condicionó al resto del torneo.

Algo similar le pasó al boxeador Carlos Mina, quien en los juegos del altiplano, fue eliminado en el debut debido a “favoritismo de los jueces”. La surfista Mimi Barona se desharía de sus competencias en la Liga Mundial, aunque a nivel latinoamericano reinó; lo contrario al motociclista cuencano Andrés Benenaula, quien consiguió su octavo campeonato nacional en la categoría MX1A, pero tuvo malos resultados en el ranking latinoamericano.

En todo caso el 2019 les dará oportunidad de borrar todo e ir de nuevo por la gloria. ¡Que vengan más y mejores triunfos!

Deporte y superación para 2019

Dominic Barona, Surf

Falta de apoyo

Mi ilusión este año empezó siendo llegar al CT (Championship Tour) de la Liga Mundial de Surf, algo que vengo buscando hace ya varios años, pero nuevamente no se dio. Más que por nivel, el presupuesto para viajar por el mundo y competir sigue siendo la traba. Aún así, a nivel de Latinoamérica los resultados sí se dieron, de ahí que quemo la falta de apoyo de la empresa privada para que el 2019 venga recargado de ayuda para seguir dejando el nombre de Ecuador en alto a otro nivel.

María Eduarda Fuentes, patinaje artístico

Caídas

Quemaría mi participación en los Juegos Odesur, ¡definitivamente! Tenía muchas y mejores expectativas, pero me fue mal. Recuerdo que en la primera prueba estaba muy nerviosa y me caí durante mi rutina; eso me afectó para los días posteriores. No me recuperé anímicamente y terminé en puestos muchos más bajos. A ese mal pasaje lo quemo y lo relleno de camaretas para que quede hecho nada.

Carlos Mina, boxeo

Favoritismos

Este año dejo atrás los Juegos Sudamericanos de Cochabamba, en Bolivia. Fueron un desastre. Llegaba como abanderado nacional y # 3 del mundo en mi categoría (81 kg); sin embargo, perdí en mi primera pelea debido a favoritismos de los jueces, algo que lastimosamente sigue existiendo y que le hace mucho daño a este deporte. Los malos arbitrajes son un cáncer.

Lenin Preciado, judo

Malos ratos

Solo puedo decir que este año no realizaré alguna quema de un monigote. Dejaré los malos momentos atrás, las lesiones y logros que no he podido alcanzar durante esta temporada para solo así mentalizarme en nuevos objetivos y olvidar este 2018, de manera que empiece un 2019 lleno de alegría y esperanza.

Andrés Benenaula, motociclista

Resultados

Quedé debiendo a nivel latinoamericano. Si bien fue un año muy bueno porque logré quedar campeón nacional por octava ocasión en la categoría MX1A, la división Top del motocross, llegué a estar cuarto en la clasificación continental, luego de lo cual tuve una caída en la primera manga y en la segunda obtuve un quinto puesto que no me permitieron figurar de mejor manera a nivel internacional. De eso me desharía.