El malecon, un icono urbano que continua reinventandose

  Actualidad

El malecon, un icono urbano que continua reinventandose

Los guayaquileños muestran el malecón Simón Bolívar como quien exhibe las joyas de la realeza.Y es que la emblemática estructura, que abrió sus puertas progresivamente entre 1998 y 2001, no solo revitalizó el centro de la ciudad, sino que se con

El malecón, un ícono urbano que continúa reinventándose

Los guayaquileños muestran el malecón Simón Bolívar como quien exhibe las joyas de la realeza.

Y es que la emblemática estructura, que abrió sus puertas progresivamente entre 1998 y 2001, no solo revitalizó el centro de la ciudad, sino que se convirtió en un ícono del Puerto Principal, y en la postal favorita que se exhibe de la urbe en el extranjero.

No por nada el sitio recibe mensualmente 1,6 millones de visitantes, según los registros del propio malecón.

Pero pese a contar con un sinnúmero de puntos de entretenimiento a lo largo de sus 26 cuadras de extensión, entre las que están un cine, dos museos, un centro comercial y 39 locales de comida, el popular punto de pasatiempo y ocio continúa reinventándose.

En 2014, por ejemplo, abrió sus puertas el Safari Park, un área de juegos infantiles para los más pequeños que incluye un carrusel.

Ayer, en cambio, se inauguró una nueva zona de cafeterías a la altura de Malecón y Junín.

La estructura de 250 m2 se asemeja a una enorme caja de cristal y cuenta con locales a ambos lados. En ellos laboran la cafetería Sweet and Coffee y el restaurante Chop Chops.

Cada uno de los establecimientos cuenta con espacio para hasta sesenta clientes.

Daniel Torres, funcionario de la Fundación Malecón 2000, indicó que estas innovaciones tienen como objetivo “conservar a los malecones como sitios recreativos y turísticos de vanguardia”.

Para los propietarios de los locales, apostar por el proyecto, a más de una inversión económica, también tuvo como fin contribuir a impulsar el turismo en la urbe.

“Nos unimos con Sweet and Coffee, para brindar a la ciudadanía y a quienes visitan el malecón, una oferta gastronómica de calidad y elaborada con productos ecuatorianos”, indicó Paulina Castro, gerenta de Chop Chops.

A más de los funcionarios que acudieron a la apertura, ambos locales también se llenaron de visitantes.

“Esto era algo que faltaba”, dijo Nathalie Patiño. “Es íntimo y permite a la gente sentarse a ver el río”.

Con ella concordó José Luis Suárez. “Es importante que el malecón continúe mejorando su oferta”.

Manuel Samaniego, concejal de la ciudad y representante del alcalde durante la inauguración, hizo referencia también a un proyecto próximo que se llevará a cabo en el malecón; la rueda moscovita, que se encuentra en proceso de edificación.

Esta, se estima, estará lista en el transcurso de 2016.