Maite Perroni: “No estoy cerrada a nada. Me gustan los retos”

  Actualidad

Maite Perroni: “No estoy cerrada a nada. Me gustan los retos”

La mexicana no visita Ecuador desde hace nueve años. El 19 de noviembre cantará en el Centro de Convenciones.

Maite Perroni: “No estoy cerrada a nada. Me gustan los retos”

Salir de gira y visitar un país distinto cada cierto tiempo es habitual en la vida de la actriz y cantante Maite Perroni. Con su antigua agrupación RBD recorrió 23 países y 116 ciudades. Han pasado 8 años desde que la banda se desintegró, pero ella no se ha alejado de la música. A la par de su participación en las novelas, Perroni lleva su carrera de cantante. Esta es la razón que la trae a tierras guayaquileñas como parte de su Tour Love. Tras nueve años de ausencia en territorio ecuatoriano, Maite compartirá escenario con Álex Ubago, español que por primera vez dará un show en la ciudad. En esta entrevista la intérprete de Tú y yo confirmó su traspaso a Hollywood y sus ganas de explorar nuevos caminos.

Está consagrada como ‘la reina de las telenovelas’ ¿no cree que es momento de dar un paso al cine o el teatro? ¿Prefiere la zona de confort?

Me encanta la televisión, la música, el teatro y el cine, de hecho, ya hay un proyecto en cine mexicano que se está dando para el próximo año y estoy muy emocionada de poder iniciar ya una historia en el cine. Es una comedia romántica bajo la producción de Christopher Hool, quien también ya ha hecho varias películas con gran éxito. Así que no estoy cerrada a nada. Me gustan los retos.

Hace poco por redes sociales dio a conocer que estaba en unos talleres en Los Ángeles. ¿Esto significa el traspaso de Maite a Hollywood?

Llevo unos meses viviendo en Los Ángeles y estoy viajando constantemente entre L.A. y México. Es como ‘empezar desde cero’ y me encanta. Es moverme de mi zona de confort por completo para intentar materializar más sueños tomando siempre en cuenta que pueden o no pasar, pero prefiero intentarlo a quedarme con las ganas de saber qué hubiera pasado.

¿La actuación le quitaría tiempo para su nuevo disco? ¿Este trabajo, con Adicta como abreboca, cuándo lo podemos escuchar?

Me gusta entregarme por completo a mi trabajo porque es mi pasión de vida actuar y cantar. Las dos han ido de la mano en mi carrera porque hay algunos temas que he interpretado para en las que he estado. Con Eclipse de Luna nos fue muy bien, llegamos a tener cuatro sencillos en la radio además de que tuve la oportunidad de realizar conciertos en México, Brasil y España. Ahora, con este nuevo material discográfico, la idea de ir trabajando sencillo por sencillo ha estado desde que iniciamos a darle vida a Adicta y conforme a ese tema se irían trabajando los demás. La idea es proponer distintos sonidos latinos como se hizo con mi primer disco. En cuanto hayan más detalles sobre el siguiente sencillo los daré a conocer.

Maite no viene a Ecuador desde el 20 de abril del 2007, fecha que inició el tour Celestial a nivel mundial. Sus fans no pudieron despedirse de usted con el Tour del Adiós, de su antigua agrupación RBD. ¿Cómo espera que sea su reencuentro con sus seguidores?

¡Sin duda será algo increíble! Estoy muy emocionada de poder viajar a Ecuador y estar con todos ellos ya en unos días y poder compartirles un poco de mi música. Sé que será una noche inolvidable. El trabajo y el amor están vinculados en su vida.

¿Cómo es la relación de productor- cantante cuando su pareja es parte de este proceso creativo?

Nos conocimos cuando estaba preparando mi primer disco Eclipse de Luna porque él fue el productor y desde ese momento se generó una complicidad entre ambos. Él ha sido una persona que me impulsa siempre. Suele ser imagen de varias marcas y de campañas altruistas.

¿Con cuál se siente más identificada?

En este momento me encuentro apoyando una causa muy importante y que además como mexicana me siento muy orgullosa de ser parte y es precisamente Contra el Trabajo Infantil. Junto con la Fundación Panamericana para el Desarrollo dimos inició hace un par de semanas a esta gran labor; hay mucho por hacer, pero estoy segura de que generando una conciencia en la sociedad lo vamos a lograr. Solo en México, hay más de 2.5 millones de niños expuestos al trabajo y no debería ser porque se alejan de la educación.

Si hoy tuviera un solo deseo y solo sirviera para cambiar su vida ¿Qué pediría?

Sonará muy trillado pero no cambiaría nada.