Maestros de la cooperativa Nueva Luz cumplen sus labores en un local

  Actualidad

Maestros de la cooperativa Nueva Luz cumplen sus labores en un local

La temporada invernal dejó inundada la escuela Maria Urrutia, ubicada en Durán. Los procesos de planificación y matriculación se cumplen fuera del establecimiento.

La temporada invernal ha causado estragos no solo en la unidad educativa, sino también en sus alrededores. (Vanessa López / Expreso)

Los maestros de la escuela fiscal Maria Urrutia, situada en la cooperativa de vivienda Nueva Luz, en Durán, cumplen su jornada laboral en un local del sector, desde el pasado 25 de marzo.

“No hemos podido ingresar a la escuela. Está inundada”, señaló Ana Patricia Páez, rectora del plantel, cuyos docentes han retomado sus actividades fuera del establecimiento.

La temporada invernal ha causado estragos no solo en la unidad educativa, sino también en sus alrededores: hay lodo y charcos en todo el sector.

De 07:00 a 13:00, los profesores permanecen en local —que les fue entregado por la comunidad— para cumplir con el proceso de planificación y matriculación, pues está previsto que las clases inicien el próximo 22 de abril.

Hasta ese sitio llegan los padres de familia, caminando en medio del lodo, para inscribir a sus hijos; también para revisar informes y datos con los maestros.

Les preocupa que el invierno cese previo al retorno a las aulas, pues la institución no estaría habilitada para que asistan los menores.