Lula y su esposa, a declarar por un caso de presunto blanqueo

  Actualidad

Lula y su esposa, a declarar por un caso de presunto blanqueo

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La Fiscalía de Sao Paulo citó a declarar en calidad de investigado al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, por supuesto lavado de dinero a raíz de la compra de un apartamento en el balneario de Guarujá, informaron ayer fuentes oficiales.

El fiscal Cássio Conserino citó a declarar a Lula y a su mujer Marisa Letizia Lula da Silva para el próximo 17 de febrero en Sao Paulo para investigar si el expresidente es propietario de un apartamento que no fue declarado, lo que constituye un delito de blanqueo de dinero, confirmó a la prensa el Ministerio Público.

Es la primera vez que el exmandatario es llamado a declarar como investigado, pues hasta ahora solo había sido intimado en calidad de testigo.

Además, la Policía Federal inició una nueva fase de la investigación de las corruptelas en Petrobras para determinar si parte del dinero desviado de la compañía OAS fue blanqueado mediante operaciones inmobiliarias.

En el eje de estas transacciones está un edificio llamado Condominio Solaris, en Guarujá, donde se encuentra el apartamento que el Ministerio Público quiere ahora investigar si es propiedad de Lula.

El inmueble fue construido por una cooperativa sindical vinculada al gobernante Partido de los Trabajadores (PT), que en 2009 fue vendido a la constructora OAS.

Uno de los apartamentos de esa propiedad estaba reservado por la familia de Lula y llegó a ser objeto de reformas encargadas a la empresa, que al día de hoy figura como su propietaria legal. Lula negó que hubiera comprado un apartamento en ese edificio, pero admitió que su esposa pensaba adquirir uno. EFE