La ‘rivalidad’ del arbol navideno y los gatos

  Actualidad

La ‘rivalidad’ del arbol navideno y los gatos

La atracción obedece a los adornos y amenaza de su territorio. Conozca algunas anécdotas y sugerencias a tener en cuenta.

Motivos. Los felinos se sienten atraídos a los adornos y luces del árbol. Los expertos en el tema recomiendan que los dueños le brinden juguetes

Todavía no es diciembre, pero el espíritu navideño ya se siente en los hogares de las familias ecuatorianas. Hay quienes adornan sus portales y ventanas con las tradicionales luces navideñas y adornos de tonos rojo y verde.

Sin embargo, el árbol navideño es el elemento decorativo favorito para esta celebración. Sus ramas, esferas brillantes y decenas de luces parpadeando emocionan no solo a los integrantes de la casa, sino también a los gatos.

Por ello, muchos de los propietarios que cuentan con al menos un felino en su hogar se alistan para la que denominan una “competencia de varios rounds”.

EXPRESO realizó una encuesta en redes sociales y algunos usuarios comentaron las anécdotas más memorables de sus árboles con sus amigos de cuatro patas. Por ejemplo, cuando Valeria Ugalde adorna su árbol, su gato lo derriba hasta cinco veces al mes.

▷Lea también: ¿Es alérgico a los gatos? Una vacuna está en camino

Una situación similar le sucede a la guayaquileña Vanessa Iglesias, quien los define como “¡terribles! Se creen que son el Niño Jesús y hasta quieren formar parte del pesebre. Cuando el árbol está prendido se emocionan y ¡zas! Se lanzan encima de él”.

En tanto que a Yolanda Coloma no le importa cuántas veces su gato ‘Sombrita’ derribe al árbol, pues es el mimado de la casa. “Se quiere bajar todas las bolas; luego se cansa y se duerme a un lado del pesebre. Ya nos acostumbramos”, cuenta.

Para la doctora y magíster en cirugía de perros y gatos, Beatriz Cabrera, la atracción de los gatos por los elementos del árbol obedece a dos motivos: los adornos y la territorialidad.

Advierte que hay casos donde las mascotas pueden enfermarse porque, al jugar con los adornos, muerden y hasta comen ciertas piezas. Asimismo, considera que por el tamaño, los felinos sienten curiosidad y temen que invadan su espacio, “ya que no están acostumbrados a verlo todos los días”.

Aclara que la naturaleza del gato es jugar y escalar y por esto que el adorno se convierte en un nuevo juguete.

Con ella coincide el médico veterinario Danilo Cevallos, quien argumenta que es complicado que los gatos no se suban a los árboles, ya que es algo novedoso.

A su juicio, la principal recomendación que deberían aplicar los dueños es que les faciliten juguetes parecidos a los adornos para que ellos se entretengan, pero “aún así es complicado. Se aburren rápido y siempre buscan cumplir su capricho y lo logran. Otra solución es ahuyentarlos”.

▷Lea también: Mascotas en adopción: Ellos buscan una casa, ¿los ayudas?

Pero no solo los gatos pueden ‘competir’ con el árbol. Los amantes de los perros también aseguran que los canes juegan con las piezas decorativas y han derribado el árbol al menos en alguna Navidad.

Los especialistas en el tema coinciden que, por esta situación, actualmente hay quienes optan por no poner un árbol en su casa. Además, explican que para evitar que los felinos lo derriben, este debe tener una base firme y estar ubicado en un espacio alto donde no logren alcanzarlo con el salto o que no sea frecuentado por las mascotas.

LOS MEMES

SITUACIÓN

Los especialistas consultados por EXPRESO coinciden que actualmente hay una creciente demanda en no instalar el árbol navideño para evitar los daños ocasionados por los felinos.

COMENTARIOS EN REDES

html