Actualidad

‘Ni un paso atras’, la frase que eterniza a Sixto Duran-Ballen

“Ni un paso atrás”. Esa es la frase con la que, quizá, más se recuerda al expresidente de la República, Sixto Durán-Ballén. Él falleció la tarde de ayer, en Quito, a los 95 años.

Un largo servicio por el país. Arquitecto de profesión, Sixto Durán-Ballén se dedicó a la política desde muy joven. El encargo recibido a sus 28 años para reconstruir Ambato y otras ciudades destruidas por el terremoto de 1949 le abrió las puertas a la fu

“Ni un paso atrás”. Esa es la frase con la que, quizá, más se recuerda al expresidente de la República, Sixto Durán-Ballén. Él falleció la tarde de ayer, en Quito, a los 95 años.

La pronunció en 1995, en la Plaza Grande de Quito, en el momento más álgido del conflicto bélico que el país sostenía con Perú. Entonces salió al balcón de Carondelet y con el puño derecho en alto hinchó de patriotismo a un país. La arenga del entonces primer mandatario fue un impulso para levantar el ánimo de las tropas y de la población.

Nacido en Boston, el 14 de julio de 1921, empezó su vida pública en Ecuador de la mano del presidente Galo Plaza Lasso, quien le encargó la reconstrucción de Ambato, que fue destruida por un terremoto en 1949. Entonces ejercía la profesión de la que siempre se sintió orgulloso: arquitecto.

Fue cofundador, junto a Camilo Ponce Enríquez de lo que hoy es el Partido Social Cristiano (PSC). Alcanzó notoriedad política entre 1970 y 1978 cuando se desempeñó como alcalde de Quito, cargo al que llegó por primera vez a los 49 años.

También fue profesor de Teoría del Arte de la Universidad Católica de Quito, y director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Central del Ecuador.

Su trabajo en el Municipio es considerado como un salto al futuro. Una de sus obras más emblemáticas fueron los túneles de San Roque, San Juan y San Diego, que unen el norte con el sur de la capital, hasta la actualidad.

Pese a su popularidad de entonces, necesitó tres intentos para alcanzar la presidencia de la República. El primero de ellos fue en 1978; se lo planteó de nuevo en 1988 y también fracasó. El tercero y definitivo fue el 5 de julio de 1992, bajo el auspicio del Partido Unidad Republicana (PUR). Para entonces se había distanciado de PSC, especialmente de su líder, León Febres-Cordero. Sixto Durán-Ballén tenía ya 71 años.

Su presidencia no estuvo alejada de la polémica. El entonces vicepresidente Alberto Dahik renunció al cargo para evitar ir a un juicio político, por el supuesto uso de fondos reservados del Estado en favor de terceros.

Muchos llamaban a Dahik, el “poder tras el poder” y se comentaba que era quien realmente gobernaba. Durán-Ballén le entregó la dirección de la economía y la tarea de modernización.

También fue polémico el hecho de que haya ayudado a salir a su nieta y el esposo de esta en el avión presidencial, evitando que sean investigados por el denominado caso ‘Flores y Miel’.

Implantó la “hora de Sixto”, con la que se recorrió el reloj una hora, para enfrentar al pueblo a los estiajes que provocaban apagones en el país.

A pesar de su avanzada edad, tras concluir su mandato se desempeñó como diputado en 1998 y embajador en Londres en el 2000.

El deceso se produjo cerca de las 16:45 de ayer. El exmandatario no tenía enfermedades. Hasta hace pocas semanas participaba de reuniones de trabajo y otras actividades.

“Fue una muerte muy tranquila; él estaba en casa y falleció como quería, en compañía de su familia, con sus tres hijas y su esposa”, señaló Isabel Durán-Ballén, una de sus hijas.

En su honor

En sus momentos

Reacciones

- Jaime Nebot

Una relación cordial

Impecable, por firme y decidido en la defensa de nuestra heredad territorial, que se resume en su frase: “Ni un paso atrás”... Y lo cumplió... Lamento, en lo personal y como ecuatoriano, la partida de un hombre respetable.

- Paco Moncayo

Gratitud y respeto

Paz en la tumba de Sixto Durán-Ballén. Antecesor visionario en la Alcaldía de Quito y valiente autoridad máxima de FF.AA... Nunca necesitó el título de “comandante en jefe” para desempeñar la máxima autoridad civil de FF.AA. durante la guerra.

- Gobierno

Ecos desde la otra orilla

El candidato Lenín Moreno escribió: “Que la paz en su tumba alcance el corazón de su familia que tanto protegió, amó y guardó”. El canciller Guillaume Long también expresó su pesar. El presidente Rafael Correa no se pronunció hasta el cierre de edición.

- Ciudadanía

La pena llegó a las redes

A poco de que se diera a conocer el fallecimiento del expresidente, los internautas inundaron las redes sociales con publicaciones en que expresaban su tristeza y le daban el último adiós. Para esto usaron su célebre frase #NiUnPasoAtras.

Para saber

- Últimos momentos

Su hijo mayor explicó que cuando su padre dejó de respirar estaba totalmente en paz y en compañía de sus hijas Cristina, Isabel, Josefina y de su esposa.

- Político nato

“Estaba muy consciente, siempre muy pendiente y muy al tanto de todo lo que es la política nacional”, relató su hijo, Sixto.

- Descanso eterno

Se tiene previsto sepultar al exmandatario en una cripta en la iglesia de Santa Teresita.