El ‘influencer’ tiene una responsabilidad

  Actualidad

El ‘influencer’ tiene una responsabilidad

El mercado es nuevo y se expande a diario. Berenice Benalcázar, de 35 años, decidió combinar sus pasiones para dar un paso en el mundo empresarial.

Berenice Benalcázar dueña de berenicebenalcazar.com

El mercado es nuevo y se expande a diario. Berenice Benalcázar, de 35 años, decidió combinar sus pasiones para dar un paso en el mundo empresarial. La tecnóloga en Estética Integral y graduada de Marketing, en Estados Unidos, armó una plataforma digital para transmitir sus conocimientos de belleza. ¿El resultado? www.berenicebenalcazar.com.

Con emoción, la quiteña cuenta que en su página web, que nació el año pasado, interactúa con hombres y mujeres que quieren mejorar su aspecto. Son gente que, asegura, dejó de confiar en los anuncios tradicionales y espera consumir productos recomendados por expertos. Sus clientes, como llama a sus casi 10.000 seguidores en redes sociales como Instagram, confían en ella para un consejo de compra. Es lo que en el marketing moderno se denomina una “influencer”. Es decir, una persona con autoridad para comentar, criticar o recomendar un producto, bien o servicio.

No es un hobby, es un trabajo. Al día, Berenice le dedica unas seis horas a su blog. No lo hace sola. Ella trabaja con cuatro personas que se encargan de refrescar el contenido, hacen seguimiento a los clientes y consiguen nuevas marcas y auspiciantes. Karelys Hernández es la cabeza del grupo. Junto a Nelson Alfaro y dos personas más tratan de mantener al día la información de la página web.

En los últimos dos meses consiguieron que marcas como Suncare, Gallery Inventiva, Argell, Biofemme, Mush Beauty y Biyo Center promocionen sus productos en su portal. Benalcázar prueba los artículos y si cumplen sus estándares son recomendados a los internautas.

La bloguera de belleza admite que en Ecuador todavía se mira con recelo a los emprendimientos de Internet. Afortunadamente, cuenta, los usuarios de la red influyen, cada vez más, en las decisiones de consumo de los hogares del país.