Actualidad

La ‘embriaguez patologica’

Intoxicados de poder total, los partidarios de una empresa electoral monopólica se farrearon la mayor bonanza de la historia ecuatoriana. Borrachos de prepotencia ideológica cometieron todo tipo de atropellos. Fue una orgía de 10 años con fondos públicos, plata ajena, propiedad de terceros de la que solo eran depositarios. El delirium tremens del poder total los llevó a creerse ‘mesiánicos iluminados’ por encima de la ley. Alucinaban en un pais privado a repartirse entre ellos, sus familiares y cortesanos. Se volvieron adictos crónicos al gasto, al endeudamiento y al cinismo. La política produce la peor ‘embriaguez patológica’ pues los daños los sufre toda la sociedad.

Paul Tapia Goya