Actualidad

‘Todos somos Dilan’, otra razon de la protesta en Colombia

La agresión a un estudiante con un proyectil, disparado por la Policía durante una manifestación pacífica en Bogotá, es desde el sábado otra razón para protestar en Colombia.

Dilan Cruz simboliza el rechazo a violencia policial.

Hasta antes de las 16:00 de este sábado 23 de noviembre, Colombia tenía razones económicas, clasistas y rechazo a la corrupción. Aquello cambió cuando a esa hora, Dilan Cruz, estudiante bogotano, cae gravemente herido por el disparo de un proyectil con gas lacrimógeno, el que supuestamente habría sido disparado por uno de los uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la policía colombiana.

▶ Lea: El discurso ‘camaleón’ de Iván Duque

Se llama Dilan, tiene 18 años y este mismo día se iba a graduar de bachiller en el colegio público Ricaurte, en el sur de Bogotá.

En los videos que inundan las redes sociales con vínculos colombianos se ve a un grupo de manifestantes corriendo en medio del humo de gases lacrimógenos. Entonces se escucha el sonido de un disparo, luego a la figura de Dilan cayendo al asfalto y al grito de sus compañeros corriendo desesperados hacia él.

Cómo fue el impacto:

Hace 20 horas su hermana, Denis Cruz, detallaba por Twitter el estado del joven: “Queremos informar que Dilan sigue luchando aunque todavía está muy grave”.

También agradeció. “Como familia de Dilan queremos agradecer a todos el apoyo que hemos recibido, las oraciones por su recuperación y todo lo que cada persona ha hecho para ayudar”.

El periódico El Colombiano titulaba en una de sus informaciones que el joven “despertó la solidaridad de un país”, algo que era evidente en las calles.

Desde el sábado sus compañeros de clase junto con profesores del plantel donde estudia se concentran en los exteriores del hospital San Ignacio a la espera de que mejore.

También se volvió una razón más para marchar por las calles de un país que desde el jueves 21 de noviembre sale a las calles para reclamar. Una convocatoria que la habían hecho las centrales obreras contra posibles reformas laboral, de pensiones y tributaria, entre otras causas, y que se ha transformado en un movimiento ciudadano que toma fuerza cada día mediante convocatorias en las redes sociales.

El domingo 24 de noviembre, al colegio llegaron más de 1.000 personas, la mayoría de las cuales vestía camisetas blancas y llevaba en sus manos cacerolas. Comenzaron a caminar desde allí hacia la Calle 19 con Carrera Cuarta, el lugar del centro de Bogotá donde fue agredido el manifestante.

Quién es Dilan:

En las pancartas se leían frases como “Por aquí circula la vida del Ricaurte. Todos somos Dilan”, “Hoy por Dilan, mañana puede ser por usted”.

También corearon cánticos como: “Dilan vive, fuerza Dilan”, “Soy estudiante soy”, “Dilan, amigo, el pueblo está contigo”.

Las imágenes del joven desplomándose sobre el pavimento obligó al presidente colombiano, Iván Duque, a realizar un pronunciamiento: “He ordenado la investigación urgente de este caso para esclarecer rápidamente lo sucedido y determinar responsabilidades. Nuestra solidaridad con su familia”, escribió Duque a través de su cuenta de Twitter.

Cómo van las protestas:

Su caso —aunque no es la primera denuncia por el uso excesivo de la fuerza policial— va camino de convertirse en el rostro de la represión de las protestas, que ya hoy lunes cumplen cinco días y que pese a algunos focos aislados de violencia, las manifestaciones —sobre todo cacerolazos— son hasta ahora mayoritariamente pacíficas.

Más de 300 policías heridos

Unos 341 policías han resultado heridos desde el jueves 21 que se iniciaron las manifestaciones en Colombia contra las políticas del Gobierno del presidente Duque, la mayoría de ellos en Bogotá y en el departamento del Valle de Cauca (suroeste).

La Policía detalla que de los 341 casos, 232 ocurrieron en Bogotá y 64 en el Valle del Cauca, cuya capital departamental es Cali, las dos regiones donde han ocurrido los mayores desórdenes y disturbios durante las protestas.

También hay heridos en el departamento de Cundinamarca, 14 policías; en Santander, 9; en Antioquia, 8; en Caldas, 5; y, en Nariño, 3.

Desde que comenzaron las protestas, hasta ahora las autoridades han reportado que murieron tres personas y centenares más fueron heridas en todo el país.

html
html
html