La ‘ashanga’ o carga en la fiesta de la Santisima Tragedia

  Actualidad

La ‘ashanga’ o carga en la fiesta de la Santisima Tragedia

El ‘ashanguero’ o tiznado representa al marido de la ‘Mama Negra’. Es quien lleva el peso de trasladar los alimentos y bebidas para repartir a la comunidad.

Penitencia. El ‘ashanguero’ no pasa desapercibido porque a más de llevar la comida, su rostro va pintado de negro y luce ropa holgada y colorida.

La ‘ashanga’ es grande y pesada, quien la lleva debe tener mucha fuerza. Se trata de una canasta de alimentos y bebidas que se reparten entre los asistentes a la casa del prioste, solo se la observa en la tradicional fiesta de la ‘Mama Negra’ que se celebra en dos fechas en Latacunga, provincia de Cotopaxi: septiembre y noviembre.

Los que la llevan son conocidos como ‘ashangueros’ o tiznados. Nelson Quimbita es uno de ellos. No es precisamente un “fortachón”, pero está preparado para la labor que le espera, es comerciante en el mercado La Merced y su tiempo lo distribuye entre su trabajo y el hogar.

Desde hace 13 años es parte de los personajes de la parodia a “la Mama Negra”.Es uno de los que debe llevar sobre la espalda y hombros todo el peso de la comida de la delegación que sale en su grupo para el tradicional festejo.

La preparación empieza faltando dos meses para su penitencia. Se encomienda a la Virgen de La Merced y se ejercita un poco más para tener la fuerza mental y corporal.

Empezó a ser parte de la delegación cuando tenía siete años, en ese tiempo solo danzaba hasta que decidió ser parte de quienes llevan la carga.

Para ser tiznero no hay límite de edad. Anthony Joel tiene ocho años y es uno de los más pequeños que asumen la responsabilidad. El peso promedio que transportan los adultos es de hasta cinco quintales, los niños hasta 25 libras.

Para Anthony, su pequeño cuerpo no es impedimento al momento de cargar sobre sus hombros 30 libras de alimentos que están colgados sobre una especie de arco. Su abuelita Mercedes Tipán y dos menores de su misma edad le ayudaron durante el recorrido de cinco kilómetros. Lo que llevan entre el arco elaborado bien con caña guadúa o con pedazos de metales son alimentos aliñados con productos de la zona para mantener la tradición ancestral. Un adulto puede llevar un chancho, tres gallinas, cuatro conejos, dos cuyes, tres botellas de whisky, seis cajas de cigarrillos, dos botellas de gaseosas y dulces; esa fue la carga que llevó Nelson Quimbita y el costo sobrepasó los 500 dólares.

La más pequeña va decorada con cuyes, piñas, manzanas y una botella de jugo. “Todo lo que lleva es para después compartir y comer entre la delegación”, dijo Mercedes Tipán.

El historiador Pedro Reino manifestó que el personaje representa a los esclavos que eran obligados a llevar el alimento en el tiempo de la llegada de los colonizadores españoles. “El personaje es una muestra del acto de sacrificio y de fe. No todos pueden con el peso de cargar la alacena que se comparte entre todos como reflejo de unidad”, agrega Reino.

El ‘ashanguero’ también se lo conoce como tiznado por lo manchado del rostro.

Lo que no debe faltar en cada ‘ashanga’ es la imagen de la Virgen. “Nuestra protectora permite que nuestra carga sea más liviana. Es el reflejo de todo el peso que debían portar los esclavos”, reflexionó Quimbita.

Traslado de productos

Édwin Moreta, docente de la Universidad Técnica de Cotopaxi, tiene seis años en la piel del personaje. Lleva como máximo tres quintales. En su carga figuran un chancho completo, cuyes, conejos, gallinas, frutas, trago y los aliños para la preparación. “Todo va crudo porque se cocina después de la fiesta”, recalcó. Como parte de la tradición no deben repetir el traje todos los años. La vestimenta se elabora con colores estridentes como el turquesa, amarillo, naranja y azul.