Long visitara Bolivia para “promover lucha contra paraisos fiscales”

  Actualidad

Long visitara Bolivia para “promover lucha contra paraisos fiscales”

Además, dictará una conferencia sobre el denominado “pacto ético” propuesto por Correa para combatir los paraísos fiscales.

El Canciller se reunirá en privado con el gobernante boliviano y con su homólogo David Choquehuanca.

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, visitará Bolivia este lunes 21 de noviembre para reunirse con el presidente de ese país, Evo Morales, e impulsar la lucha contra los paraísos fiscales, informó el pasado 19 de noviembre la Cancillería. Rafael Correa promueve una consulta popular. La iniciativa fue aprobada el miércoles 16 de noviembre por la Corte Constitucional.

El objetivo de la consulta es impedir que los funcionarios o candidatos a cargos de elección popular tengan empresas o cuentas en paraísos fiscales. “Un tema central de la visita será la lucha contra los paraísos fiscales. En ese marco, el jefe de la diplomacia ecuatoriana visitará la Comisión Especial Mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que investiga a las empresas bolivianas involucradas en los Panama Papers”, señaló la Cartera en un comunicado.

El Canciller se reunirá en privado con el gobernante boliviano y con su homólogo David Choquehuanca, para tratar temas de cooperación económica y política. Además, dictará una conferencia sobre el denominado “pacto ético” propuesto por Correa para combatir los paraísos fiscales.

“Expondré la posición del Ecuador en su lucha contra los paraísos fiscales y nuestra propuesta por un pacto ético. Los abusos por las empresas ‘offshore’ es un tema que también preocupa al Gobierno de Bolivia”, dijo Long, según cita la cancillería. Tras estallar el escándalo de los Panamá Papers, que revelaron activos financieros de personalidades del mundo en paraísos fiscales, Correa planteó que el referendo se realice en las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 19 de febrero.

De ganar el sí en la consulta, que deberá ser convocada por el Consejo Nacional Electoral, los servidores públicos deberán acatar inmediatamente el mandato. Su incumplimiento será causal de destitución. Además, en un año a partir de la proclamación del resultado, la Asamblea deberá reformar las leyes.