Ligia Moreira: “Acepte el reto por el aprendizaje”

  Actualidad

Ligia Moreira: “Acepte el reto por el aprendizaje”

Ligia Moreira disfruta de cada etapa de sus dos carreras. Por un lado, la capitana de la selección femenina del Ecuador está viviendo su sueño como futbolista profesional en Patriotas de Boyacá.

Proyecto. La seleccionada nacional, Ligia Moreira, también tiene una escuela de fútbol para chicas que funciona en el país.

Ligia Moreira disfruta de cada etapa de sus dos carreras. Por un lado, la capitana de la selección femenina del Ecuador está viviendo su sueño como futbolista profesional en Patriotas de Boyacá. Por el otro, está dando sus primeros pasos como comunicadora.

El año anterior llegó al club colombiano gracias a la ayuda de su representante, Edgar Merino. Para ella era una fase de conocimiento, pero se quedó enamorada de lo que encontró.

“Acá he aprendido lo que es la vida de una futbolista profesional. He tenido todo y solo me he preocupado por entrenar y jugar. Además, con la distancia valoro mucho más a mi familia, amigos y el poco tiempo que me queda con ellos”, dijo a EXPRESO desde Boyacá.

Ahora suma un nuevo reto: se convirtió en la jefa de prensa de su equipo, tras aceptar la propuesta que le hizo el presidente César Guzmán.

Si bien su prioridad actual es jugar fútbol profesional, Moreira accedió al doble rol porque será comunicadora cuando deje las canchas. Está en la recta final de sus estudios universitarios. “Quiero aprender y mientras me quede tiempo para ejercer lo que estoy estudiando, bienvenido sea”, agregó.

La mundialista sueña con que el fútbol femenino ecuatoriano iguale y supere al colombiano. Admite que está dando unos buenos primeros pasos con el torneo, pero considera que aún falta para llegar al ideal. “El talento está. Acá (Colombia) se realizó un proceso de varios años y en Ecuador estamos empezando, pero ya está sucediendo, se están formando muy buenos procesos de selección que en un futuro no muy lejano van a dar excelentes resultados”, agregó.

Para ella, el Mundial de Canadá sí fue un punto de partida. “Cambió el pensamiento de muchas de nosotras, pues creímos y creemos que es posible conseguir más triunfos, entre ellos jugar estos torneos profesionales”.

Por ahora, mientras comparte entre las canchas y las tareas de prensa, Moreira seguirá disfrutando de Boyacá, donde “la gente es muy amable”.