Libertadores de Europa

  Actualidad

Libertadores de Europa

Malestar en Argentina por llevar la final de la Copa a Madrid, mientras en España alistan el operativo de seguridad para acoger a hinchas de River y Boca.

 Esta imagen de archivo tomada el 21 de mayo de 2010 muestra una vista interior del estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid.

La designación del estadio Santiago Bernabéu de Madrid como sede para la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate generó malestar y resignación en Argentina.

En primer lugar River presentó su apelación a la sanción de la Unidad Disciplinaria de Conmebol, que le aplicó una multa económica de 400 mil dólares, dos partidos oficiales sin público en 2019 y el cambio de sede para el encuentro de vuelta de la vigente final.

Asimismo, Boca también apeló a la Unidad Disciplinaria que no dio a lugar a su petición de descalificación a River y argumenta que esta segunda final no debe disputarse.

Los medios argentinos expresaron su malestar y resignación por este cambio de sede a una ciudad que está fuera de Sudamérica.

“La Copa Libertadores será entregada por primera vez fuera del territorio sudamericano en 58 años. Justo en España. ¿Qué dirán San Martín y Bolívar? Se transformará por un rato en la Libertadores de Europa”, publicó Clarín,

“No nos sacaron la final de la Copa, la regalamos (y con moño)” señala un editorial del diario La Nación que argumenta que se llegó a este punto “por incapacidad organizativa, por no combatir a las barras como es debido, por querer sacar ventaja de todo y a cualquier precio”, resalta.

El director técnico argentino Luis Soler, que dirigió al Deportivo Cuenca, Barcelona y Aucas, concordó que el problema está en las barras bravas y que “solo lo pueden solucionar los políticos y dirigentes con leyes y sanciones estrictas”.

Enfatizó que “no se podía jugar en Argentina, había que buscar otra plaza, y en Sudamérica iba a ser complicado. Una sede como el Bernabéu es importante para jugar una final de Libertadores”.

Soler, que jugó y dirigió en España y tiene familiares en ese país, contó que “hay emoción y expectativa por la final, la cancha va a estar de bote a bote. En España hay muchos argentinos y se va a poder vivir una fiesta, si se logra controlar que no ingresen los hinchas violentos”.

Para evitar problemas, en Madrid ya se prepara el operativo de seguridad.

El primer paso dado por los responsables policiales ha sido el de ponerse en contacto con sus homólogos argentinos, para conocer el perfil de los hinchas que podrían llegar a la capital española. RVF

Los expertos

Era necesario

Luis Soler - director técnico argentino

La violencia generada por los hinchas de River provocó que la final se traslade a España, no se podía jugar en Argentina. En España hay muchos argentinos, mi hermano está allá y me contó que están entusiasmados. Estoy seguro que la cancha estará de bote a bote.

Frustración

Gustavo Alfaro - técnico argentino

Entre todos estamos destruyendo un ícono como River-Boca al permitir que no se pueda jugar en este país. Nos estamos dejando robar el clásico. Nos están robando algo tan argentino como si dijeran que mañana no se puede bailar tango o en la calle Corrientes no haya teatro.

Honrado y trsite

Santiago Solari - entrenador del Real Madrid

Es un honor para el madridismo recibir la final. Ojalá que un estadio con esta historia ayude a poner un buen cierre a esta final tan complicada. No puedo dejar de pensar en las causas de traerlo aquí, que haya una pequeñísima parte de nuestra sociedad abocada a romper todo, es una pena.

Vergüenza

Dani Alves - futbolista brasileño

Jugar un River-Boca fuera de Sudamérica es la mayor vergüenza que he visto y que veré como jugador y como sudamericano. No es posible que gente que no ha tenido nada que ver tenga que pagar por algunos maleducados y ahora no puedan ver la final porque la han cambiado a Europa.

Para saber

Peñas

En España hay agrupaciones de hinchas de Boca Juniors y River Plate. Los xeneizes tienen cinco peñas mientras que los millonarios cuatro.

Entradas

Cada club recibirá 5.000 entradas para hinchas que viven en Argentina, y se venderán 20 mil para argentinos residentes en España.

Delegaciones

La Conmebol informó que cubrirá los gastos de 40 personas por cada equipo.